compartir en:

MOSCÚ. Al menos 15 personas murieron y seis se encontraban desaparecidas tras el derrumbe el sábado de una represa ilegal de una mina de oro en Siberia, Rusia.

Los portavoces indicaron que el dique de una pequeña mina de oro en la región de Krasnoyarsk, se derrumbó y el agua inundó dos dormitorios de trabajadores, con capacidad para 80 personas.

El Ministerio de Emergencias de Rusia dijo que siete personas seguían desaparecidas, mientras que el Ministerio de Salud regional informó que 16 personas estaban lesionadas.

Al parecer, la represa se construyó sin respetar la normativa, indicaron los responsables, que aseguraron que las autoridades no tenían conocimiento de la misma. Se abrió una investigación por violación de las normas de seguridad. 

El presidente ruso, Vladimir Putin, dio la orden a las autoridades de asistir a las víctimas e identificar las razones del accidente, declaró a la prensa el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: