compartir en:

México.-La alcaldesa de Hermosillo, Célida Teresa López, rompió en llanto durante su primer informe de Gobierno, al reconocer la falta de recursos que existe en ese municipio.

“Quiero decirles que este año no ha sido fácil, la gobernadora me dice que no llore y que tengo que ser fuerte. Yo que más quisiera, pavimentar toda la ciudad, responderle a la gente con sus solicitudes de vivienda, poder tener mejores sueldos, desde ya, para nuestros policías, pero todos los lunes nos enfrentamos a un estado financiero y a las cuentas bancarias de la ciudad”, señaló entre lágrimas la presidenta municipal.

Ante Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora, la alcaldesa de Morena agregó, tras secarse el llanto, que “no me voy a rendir”, y destacó que no culpará a la administración pasada tras recibir al municipio con una deuda de cuatro mil 300 millones pesos, rezago en el pago de prestaciones, más financiamientos a corto plazo.

Destacó que su administración ha gastado menos presupuesto, sin embargo, solo se logró elevar en un 7 por ciento la recaudación municipal. Detalló que de los 343 mil 585 contribuyentes solo 187 mil 424 han pagado el predial este año, por lo que resaltó la importancia de motivar a la población a contribuir.

Posteriormente, debido a las críticas que recibió al no poder detener las lágrimas durante el evento oficial, la presidenta municipal de la capital sonorense señaló mediante su cuenta de Twitter que “mujer que llora es mujer que vive”.

Indicó que “lo políticamente correcto dicta no llorar, pero se sigue siendo humano aun siendo alcalde”, y agregó: “mis padres me aconsejaron no mentir y no ser hipócrita. Soy franca y lloro  y sonrió cuando mi corazón me lo dicta”.

Además, en otro tuit destacó que si llora es “porque me duele y me importa resolver y me mortifica no tener las finanzas que se requieren”.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: