compartir en:

CIUDAD DE MÉXICO.- En el primer enfrentamiento entre los finalistas del torneo anterior se esperaba que los dos equipos comenzaran a pagar la deuda, en cambio, América y Cruz Azul decepcionan otra vez en el ‘Clásico Joven’ al empatar 0-0, un resultado que los mantiene en zona de liguilla, pero se arriesgan a no tener una posición de privilegio.

Águilas y Cementeros ampliaron su deuda con la afición al entregar de nueva cuenta un partido desangelado, similar a los dos choques de la final del Apertura 2018, en una traición a la grandeza que presumen y a la rivalidad que deberían demostrar en la cancha dos equipos que comparten estadio.

Comenzaron el duelo empatados en puntos, el ganador se enfilaría rumbo a la clasificación a la liguilla y a tener una mejor en la tabla, pero el resultado en la cancha fue una decepción para el futbol nacional.

Al 19’ Henry Martín robó un balón, cedió para Guido Rodríguez, pero la zaga celeste rechazó y le cayó el rebote, el delantero azulcrema improvisó con un remate al estilo ‘karate kid’, pero la pelota se fue por encima del travesaño.

América y Cruz Azul decepcionan otra vez

Andrés Ibargüen levantó de sus asientos a los aficionados al superar a Pablo Aguilar y abrir el marcador, pero el gol fue anulado porque el colombiano se ayudó con la mano. La jugada fue revisada y avalada por el VAR.

En el inicio de la segunda mitad, Roberto Alvarado ingresó al área, se abrió un especio con un recorte hacia la derecha y alcanzó a lanzar un disparo que se estrelló en el poste, en la jugada más clara de Cruz Azul en el partido.

Renato Ibarra llegó a línea de fondo y mandó un pase lateral que Mateus Uribe remató de primera, pero Jesús Corona se vistió de héroe con una enorme atajada para mantener en cero su arco y celebrar en grande su duelo 600 en el futbol mexicano.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: