compartir en:

Ciudad de México.- Se estima que el 95 por ciento de las enfermedades de los felinos presentan algún grado de anorexia, informó Tamara Iturbe, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM,  por medio de un boletín de Comunicación Social de la máxima Casa de Estudios. 

Los gatos son neofóbicos, es decir, todo lo nuevo les molesta. Son animales que aman la rutina y un cambio en su entorno les genera mucho estrés, por esta razón dejan de comer, comentó la veterinaria.

via GIPHY

Los gatos inician comiendo poco y cada vez menos, hasta que ya no ingieren nada.

 “Los dueños deben estar atentos, porque si no se atiende oportunamente este problema, el animal de compañía puede morir”, advirtió Iturbe.

via GIPHY

“Para notar cualquier cambio en sus hábitos, una sugerencia es servirles croquetas a diario para percatarnos qué cantidad quedó del día anterior”, señaló Tamara. 

Pero no hay que alarmarse, los gatos logran adaptarse a lo nuevo y poco a poco vuelven a su consumo alimenticio normal.

Entre las causas de la anorexia es los felinos hay varios motivos: enfermedades renales, anemia, cambio de alimento, infecciones respiratorias o gingivitis.

“Debemos preocuparnos si el gato deja de comer, pues por ser un carnívoro estricto no tiene reservas y necesita obtener del alimento ácidos grasos esenciales, aminoácidos y vitaminas. De no ser así, tendrá problemas como lipidosis hepática, enfermedad más común asociada a la anorexia", comentó la académica. 

via GIPHY

“Aunque los veterinarios no sepamos qué provocó la falta de apetito, es necesario alimentarlos mediante sondas para evitar complicaciones en lo que encontramos y controlamos lo que ocasiona la anorexia”, declaró la catedrática.

Por esas razones la especialista comentó que la comida para los mínimos debe ser olorosa y tibia.

ACS

 

TAGS EN ESTA NOTA: