EFE

Londres.- Los terroristas buscan nuevos blancos a los que atacar ante la ausencia de grandes multitudes por la pandemia de la Covid-19, advirtió este miércoles el nuevo director de los servicios secretos británicos MI5, Ken McCallum.

Este servicio de la inteligencia interna se está "adaptando rápidamente" para mantener al Reino Unido seguro durante la pandemia y también para proteger el desarrollo de una vacuna de cualquier tipo de interferencia, añadió McCallum a los medios británicos.

"Asumí el puesto en medio del confinamiento por la Covid. Para el MI5, al igual que para todo el mundo, el 2020 ha estado dominado por la pandemia", dijo el director, que se hizo cargo del servicio en abril, un mes después de que empezara el confinamiento del país.

En concreto, McCallum asesoró a las autoridades sobre la seguridad en la construcción de los llamados hospitales Nightingale, levantados en varias ciudades para ayudar en la atención de los enfermos de la Covid-19; ayudando a la Sanidad al aportar su conocimiento sobre análisis de datos o la protección de las investigaciones británicas para desarrollar una vacuna.

"Nuestro mayor cometido ha sido adaptarnos rápidamente sobre cómo mantener seguro al Reino Unido", insistió.

La reducción de los viajes a raíz del aumento del teletrabajo ha supuesto un cambio en la forma de operar de "nuestros adversarios", explicó el director a los medios.

"Menos multitudes implica que los terroristas buscan blancos diferentes", como pueden ser los ataques cibernéticos, dijo.

McCallum, licenciado en Matemáticas y que fue subdirector del MI5, ha sustituido a Andrew Parker, quien se ha retirado tras liderar este servicio desde 2013.

Además, McCallum lleva 25 años en este servicio secreto, y su labor ha estado centrada principalmente en áreas como el terrorismo norirlandés, el islámico y la seguridad cibernética.

TAGS EN ESTA NOTA: