compartir en:
Por Patricia Guillén

Un grupo de personas quienes refirieron ser coordinadores de Comités Vecinales de diferentes colonias de la delegación Iztapalapa marcharon desde la Plaza Tlaxcoaque hasta el Palacio de Gobierno para pedirle al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, a que haya inversión pública y privada en dicha demarcación.

“Queremos desarrollo, obras de buena calidad, inversión, que dejemos de ser el traspatio de la ciudad; en Iztapalapa existe gente noble, trabajadora y siempre somos mal vistos”, dijo Ricardo Fuentes Valle, coordinador de Parajes Buenavista.

Los colonos solicitaron respaldaron el proyecto de construcción del Papalote Museo del Niño y la remodelación del Cetram Constitución de 1917, y rechazaron la posición de Morena en dar marcha atrás.

“Morena dijo que no queríamos el museo, pero todos queremos recuperar espacios, todo es recreativo para nuestros hijos, queremos el Papalote, estamos convencidos que Iztapalapa puede cambiar si le invierten recursos privados”, dijo Claudia Fabián, de Ermita Zaragoza II.

En ese sentido, el diputado de Morena, José Alfonso Suárez del Real, aseguró que los ciudadanos que protestaron “fueron adeptos a la jefa delegacional en Iztapalapa, Dione Anguiano”, y que no discutirán el tema de las obras con nadie, sólo con Mancera.

“Nos queda claro que ella fue la que armó una agenda. Nosotros no estamos en contra del proyecto de mejoramiento de la vida de los habitantes, siempre y cuando no se concesione el espacio público para beneficios de un particular, porque sabemos de la historia de Iztapalapa que muchas de las colonias se hicieron con el esfuerzo de la gente”.

En tanto, la delegada Dione Anguiano aseguró durante su comparecencia ante Comisión de Administración Pública Local que para las obras del Cetram ha tenido pláticas con vecinos desde hace un año. Enfáticamente, dijo que el “proyecto va”.

TAGS EN ESTA NOTA: