Bam Adebayo lidera victoria del Heat sobre los Celtics

Bam Adebayo lideró con un doble doble de 30 puntos y 15 rebotes a los Miami Heat en la victoria de este martes ante los Boston Celtics (98-95), tras una remontada impecable en el último periodo.

El pívot reclamó su presencia en el próximo All-Star al completar uno de los partidos más determinantes que se le recuerdan y a aparecer cuando más le necesitó su equipo.

Los Heat amplían su buena racha de local, con su quinta victoria consecutiva en casa, mientras que Boston suma dos derrotas consecutivas tras haber caído sorprendentemente la noche anterior en Orlando. No sirvieron de nada los 31 puntos de un Jayson Tatum demasiado solo.

Hubo muchas ausencias importantes en los Celtics, sin Al Horford, Marcus Smart, Jaylen Brown ni Malcolm Brogdon. En Miami Heat fue baja Jimmy Butler.

El primer cuarto fue muy físico, con dieciséis faltas entre los dos equipos y 21 tiros libres. Las defensas se impusieron a los ataques y lo que hizo que la anotación no se desplomara fue precisamente el acierto en la línea.

Boston mostró una buena versión defensiva, limitando mucho las opciones de definir de Miami. Los locales, por su parte, trataron de minimizar la influencia de Tatum con acciones defensivas de dos contra uno.

No pudieron impedir que la estrella de los Celtics cerrara el primer periodo con trece puntos, ni que habilitara otros compañeros. Grant Williams fue uno de los que sacaron tajada de ello con dos triples consecutivos.

Respondió con tres triples de sendos intentos un Max Strus muy motivado, como siempre ante Boston, el equipo que le cortó un día antes del inicio de la temporada 2019/2020. Con 32-30 se cerraba el primer cuarto, sin definirse un dominador claro en el partido.

Quizás no muchos esperaban encontrar un bonito duelo entre anónimos en todo un Celtics-Heat, pero en el segundo cuarto hubo cinco minutos de batalla entre los dos pívots de rotación: Orlando Robinson y Luke Kornet, con cinco y cuatro puntos respectivamente.

Con el regreso de Adebayo a pista volvió la fluidez ofensiva. El pívot anotó siete puntos en este periodo, siendo el único titular de Miami en encontrar aro. Se echaron en falta, por ejemplo, los tantos de un Tyler Herro anclado en cuatro tantos.

Tampoco había aparecido en el segundo cuarto Tatum, pero a falta de dos minutos revolucionó el choque y puso en ventaja a Boston liderando un parcial de 0-11.

Recital de fundamentos con un triple bien punteado, un dos más uno, y una asistencia para que Kornet se colgara del aro. Miami falló catorce de sus últimos dieciséis lanzamientos y perdió la ventaja, cerrando al descanso con 50-58 en el marcador.

Spoelstra no logró solucionar el bloqueo ofensivo de su equipo y comenzó igual el tercer cuarto. Sólo Caleb Martin anotó, pero de tiro libre. Y la siguiente canasta en juego la sumó Adebayo desde la pintura tras cinco minutos de sequía.

Por entonces Boston ya había puesto doce puntos de ventaja en el luminoso, y Miami no encontraba al hombre que pudiera defender el físico y el talento de un Tatum que seguía ampliando su cuenta anotadora. El parcial en ese tramo de partido fue de 19-2.

Adebayo mantuvo a los suyos con ocho puntos de manera consecutiva, aprovechaba su buen lanzamiento desde media distancia ante un Kornet que le daba distancia. El juego interior era el flotador al que se agarraron los Heat para no decir adiós.

Fueron enormes los problemas para Miami con sus exteriores. Entre Herro, Lowry, Oladipo y Martin acumulaban una estadística aterradora con cuarenta lanzamientos para tan solo nueve aciertos.

Pero Boston no fue capaz de matar el partido. La defensa en zona les impidió ver aro y permitieron que en el último periodo los locales aún tuvieran opciones con el 75-82 que cerró el tercer cuarto.

Con el último periodo llegó el surrealismo. Tatum, el hombre más influyente del partido, sentado en el banquillo.

Los Heat completaron un parcial de 10-0 con dos triples de Highsmith y dos canastas de Adebayo, la última colgándose del aro para levantar al Miami-Dade Arena.

El propio Adebayo volvió a anotar, de media distancia y puso a los suyos por delante (89-87) por primera vez en toda la segunda parte. Pero el parcial llegó a ser de 15-0, con triple un Herro inspirado tras casi todo el partido hibernando.

A dos minutos para el final, Boston volvía a anotar, no lo había hecho en más de seis minutos y medio. El partido entraba en el último minuto con 93-92 para los locales. Anotó de dos Herro, metió su triple Grant Williams e igualó a 95 tantos.

Lo decidió Adebayo, otro tiro de media distancia. La falta de los Celtics mandó a los libres a Highsmith, que convirtió uno y puso el definitivo 98-95. Lo intentó Boston a la desesperada con sólo 6 décimas por jugarse, pero Pritchard falló el último tiro. EFE

cmb

Edictos