Leclerc apunta a su primer triunfo en casa; mala jornada para Verstappen y Checo Pérez

Leclerc

Redacción Deportes.- El monegasco Charles Leclerc (Ferrari) saldrá primero este domingo en el Gran Premio de Mónaco, el octavo del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa en las calles del principado de la Costa Azul, tras una mala jornada para la dominante Red Bull, ya que el triple campeón del mundo neerlandés Max Verstappen (Red Bull) -líder del Mundial, con 161 puntos: 48 más que aquél- saldrá sexto; y su colega mexicano Sergio Pérez -asimismo eliminado en la Q1-, decimoctavo.

Leclerc, de 26 años, firmó su vigésima cuarta 'pole' en la F1 -la primera del año y la tercera en Mónaco- al cubrir, en la tercera y decisiva ronda de la calificación (Q3), los 3.337 metros del circuito más corto, más estrecho y más lento del calendario en un minuto, 10 segundos y 270 milésimas. Exactamente 154 menos que el australiano Oscar Piastri (McLaren) -que saldrá segundo- y con 248 de ventaja sobre el español Carlos Sainz (Ferrari), tercero.

A Verstappen se le aguó la fiesta este sábado a orillas de la Costa Azul, en el Gran Premio con más solera y 'glamour' del Mundial, en el que apuntaba a su cuadragésima 'pole' en la F1 y donde parece complicarse demasiado su intención de lograr la victoria 60 en la categoría reina. En la pista más angosta del Mundial, en la que es prácticamente imposible adelantar.

Además, el astro neerlandés había firmado las primeras siete 'poles' del año, que -unidas a la que había logrado en la última carrera de la temporada pasada- le daban la oportunidad en Montecarlo de deshacer a su favor el récord histórico de primeros puestos en parrilla seguidos que desde la pasada prueba, en Imola (Italia), le unía al mito brasileño Ayrton Senna, fallecido en ese circuito hace 30 años (cumplidos el pasado 1 de mayo).

Las rachas se acaban y no se puede tener todo, pero a buen seguro que el superdepredador deportivo de Países Bajos no se marchó contento de un circuito en el que había ganado el año pasado y hace tres. En el que esta vez brilló, de principio a fin en lo que va de fin de semana, Leclerc: cinco veces triunfal en la división de honor del automovilismo, pero que no sólo no ha ganado nunca en Mónaco, sino que jamás ha subido al podio en 'su' casa.

Este domingo, el piloto del principado de la Costa Azul tendrá la gran oportunidad de matar esos dos pájaros de un tiro.

Leclerc, que había sido el más rápido durante la primera jornada de entrenamientos, volvió a dominar este sábado el último libre, postulándose claramente para una 'pole' que finalmente capturó. Aunque lo hizo no sin darle cierta emoción, ya que no lideró ninguna de las dos primeras rondas de la calificación.

El viernes había liderado la tabla de tiempos por delante de los tres campeones del mundo en activo. Con un crono de 1:11.278 había mejorado en 118 milésimas al siete veces laureado inglés Lewis Hamilton (Mercedes) -séptimo en parrilla este domingo- y en 475 al Alonso: tercero, por delante de Verstappen, que se quejaba de los botes y no pasó del cuarto, a poco más de medio segundo del monegasco. Con Carlos en la sexta plaza, a 68 centésimas de su compañero; y 'Checo' octavo, a 82.

Se levantó con ganas el monegasco y, sin mejorar su tiempo del viernes -logrado por la tarde,- invirtió casi dos décimas menos que Verstappen en su mejor giro del último libre, en el que Hamilton se quedó a 341 milésimas, tercero.

Pérez había sido quinto, a más de medio segundo; Sainz, séptimo, a 610 milésimas; y el también español Fernando Alonso (Aston Martin) décimo, a 718. En una sesión interrumpida con una bandera roja provocada por el finlandés Valtteri Bottas (Stake Sauber), que vivió tiempos mejores en su etapa de Mercedes, en la que, a la sombra de Hamilton, logró dos subcampeonatos mundiales.

La calificación empezó con sorpresa gigante, porque en la primera ronda cayeron, al mismo tiempo, Alonso y 'Checo' Pérez, con el decimosexto y el decimoctavo tiempo, respectivamente. Ambos se encontraron demasiado tráfico, en una vuelta de setenta segundos, en la que, en una pista estrecha y con 19 curvas, se juntaron veinte coches.

Alonso, doble campeón mundial, se había quedado a 527 milésimas del inglés George Russell (Mercedes), que saldrá quinto este domingo y había sido el más rápido de la ronda -con ocho milésimas sobre Piastri-. "Esto es Mónaco y sabemos que estas cosas pueden pasar. Es difícil decir quién tiene la culpa. Pero hay que estar en el lugar adecuado en el momento justo. Y hoy salió cruz: estuvimos en el sitio y en el lugar equivocado", explicó el español tras caer eliminado en la Q1.

'Checo' Pérez, que hace dos años logró en Mónaco una de sus seis victorias en la F1, se había quedado a 568 milésimas de Russell y saldrá decimoctavo. "El auto va bien en ritmo de carrera, pero no podemos hacer nada desde esta posición. Está totalmente perdido el fin de semana", sentenció el mexicano, subcampeón del mundo el año pasado y tercero en el Mundial, a seis puntos de Leclerc. Que seguramente serán algunos más cuando avance la tarde de este domingo.

Carlos Sainz -investigado posteriormente por un incidente con el tailandés Alex Albon (Williams)- había sido cuarto, por detrás de Hamilton, en la Q1. Y no pasó del octavo en la segunda ronda, en la que cayó el canadiense Lance Stroll, compañero de Alonso en Aston Martin. En un mal día para la escudería de Silverstone, que está teniendo un arranque de temporada bastante alejado del de 2023.

Lando Norris -con su McLaren luciendo los colores de la bandera de Brasil, en honor a Ayrton Senna, cuyas seis victorias en Mónaco no iguala nadie- había sido el más rápido de la Q2, instancia en la que se bajó por primera vez del 'minuto, once' (1:10.732) y en la que el inglés mejoró en trece milésmas a Verstappen; que parecía acercarse, marcando el segundo tiempo. En una ronda en la que cayeron el australiano Daniel Ricciardo (RB9 y el francés Esteban Ocon (Alpine)

Piastri, tercero a 24; y Leclerc, cuarto -a 93- en la segunda ronda, dieron un paso al frente en el acto decisivo, en el que no pasó del sexto el líder del certamen.

El talentoso piloto madrileño volvió a demostrar casta y a la hora de la verdad, en la decisiva Q3 firmó el tercer tiempo y saldrá desde la segunda fila al lado de su ex compañero y amigo -gran rival también en los campos de golf- Lando. Haciendo lo posible para asegurar el triunfo de Leclerc, según dijo nada más bajarse del coche. En una carrera que arrancará a las tres de la tarde (las 13:00 horas GMT) de este domingo; prevista a 78 vueltas, para completar un recorrido de 260 kilómetros.