compartir en:

Bagdad.- Tara Fares era una joven de 22 años de edad cuya cuenta de Instagram registra 2.7 millones de seguidores. La chica fue asesinada a balazos el pasado jueves en una calle de Bagdad, Irak.

Fares vivía en la ciudad de Erbil, pero le gustaba visitar con frecuencia Bagdad, sin embargo, nunca imaginó que su gusto le quitaría la vida un día. La influencer iba a bordo de su automóvil cuando dos motociclistas se acercaron, le dispararon y huyeron.

El ataque fue coordinado, pero se desconoce quién lo hizo. Aunque, sí se supone por qué sucedió; la joven desafiaba la cultura un tanto conservadora de Irak, subía fotos a sus redes sin pena alguna y hasta fue Miss Irak, por lo que se convirtió en un icono de la moda iraquí.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Tara Fares  (@its.tarafares) el

La modelo iraquí ya había recibido amenazas de muerte por hacer lo que amaba, ello la obligó a cambiar de domicilio de Bagdad a Erbil; pero ello no fue suficiente y la joven no podrá volver a posar frente a una cámara.

tara fares

Algunos tomaron el deceso de Fares como algo repudiable que atenta contra los derechos de las mujeres, pero otros celebraron el abatimiento y calificaron a la joven de ser una “prostituta”.

Las autoridades piensan que hay grupos de extremistas que se encargan de abatir a aquellas mujeres o personas que son un poco “liberales” y destacan en el mundo del entretenimiento y la belleza.

Prueba de ello es el asesinato de una cirujana plástica y la dueña de un salón de belleza, ambos murieron bajo circunstancias similares: a balazos. También una activista de derechos humanos, Suad al Ali, fue asesinada en Basora el pasado martes.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: