TAMPA.- El exreceptor Reche Caldwell, quien jugó en New England Patriots y San Diego Chargers de la NFL, fue asesinado la noche del sábado a los 41 años de edad.

De acuerdo con la versión de su madre relatada para el portal TMZ, Caldwell se disponía a entrar de nueva cuenta a su casa Tampa, Florida, por una chaqueta que dejó olvidada, cuando dos hombres lo intentaron asaltar y le dieron dos disparos, uno en el pecho y otro en la pierna.

Tras llamar al número de emergencia, los paramédicos trataron de mantenerlo con vida, pero debido a la gran cantidad de sangre perdida, Donald Reche Caldwell perdió la vida en la ambulancia que lo llevaba camino al hospital.

Caldwell tuvo una brillante carrera en el futbol americano colegial, jugó para la Universidad de Florida y tras ser elegido en la segunda ronda del Draft de 2002, estuvo seis años en la NFL y formó parte de Chargers, Patriots y Washington Redskins.

Tuvo su mejor rendimiento en la campaña de 2006 cuando estuvo al lado del mariscal de campo Tom Brady, en la que fue líder receptor de los Pats, con 61 recepciones, 760 yardas y cuatro anotaciones.

“Nos entristece profundamente saber de la muerte del expatriota Reche Caldwell. Nuestros pensamientos y oraciones están con su familia y amigos”, escribieron los Patriotas de Nueva Inglaterra a través de su cuenta de Twitter.

Los Angeles Chargers (antes de San Diego) externaron sus condolencias por el deceso. “Estamos profundamente tristes por la trágica pérdida del excargador Reche Caldwell. Nuestros pensamientos y oraciones están con la familia, amigos y compañeros de equipo durante este momento difícil”.

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: