compartir en:

Por Vanessa Arriaga

Puebla.- La semana pasada, el caso se José Andrés Larrañaga causó revuelo ya que fue asesinado en Puebla por tres de sus compañeros que planeaban cobrar un rescate a sus padres. Esta madrugada, los implicados fueron ingresados al Centro de Reinserción Social de San Miguel por el delito de homicidio calificado.

TE PUEDE INTERESAR: Estudiantes de Puebla secuestran y matan a ‘amigo’ por 500 mil pesos

Pablo, Abraham y Arturo, conocieron a José Andrés, originario de Oaxaca, cuando llegó a la Universidad de Ciencias y Desarrollo de Puebla; los cuatros cosecharon una amistad de más de dos años y medio que terminó por ser un infierno para todos.

Abraham, fue quien planeó el secuestro junto a su padre –un huachicolero- y convenció a los otros dos para que lo ayudaran, el plan era sustraer al oaxaqueño y pedir un rescate, dinero que usarían para sobornar a profesores y pagar deudas.

El 1 de octubre fue el día definitivo en el que tomarían a “El Güero” -su apodo- como rehén ya que su familia tenía una buena estabilidad económica. Esa noche, las cosas se salieron de control, la adrenalina provocó que Pablo y Abraham empezaran a golpear y estrangular a José Andrés, según explicó Arturo, el encargado de manejar el automóvil en el que viajaban.

Lo anterior, provocó que su amigo perdiera la vida, por lo que decidieron transportar el cadáver en el auto de la víctima y abandonarlos sin dejar ningún rastro.

josé andrés

No obstante, los padres de José Andrés ya habían levantado la denuncia de su desaparición, por lo que esa misma semana, encontraron tanto el auto como el cuerpo del joven que estaba a punto de cumplir 21 años de edad.

Pese a que el homicidio fue “accidental”, los tres fueron vinculados a proceso por este delito, quizá quien pueda obtener una sentencia más corta sea Arturo ya que, según sus declaraciones, él fue un espectador del asesinato.

Despiden a José Andrés en redes

A nueve días de que Lorena Canalizo hablara por última vez con su hijo, la madre compartió un mensaje en su cuenta de Facebook en la que expresa que su hijo no merecía irse de este mundo.

“Fuiste un niño excepcional, un poco desobediente, porque siempre te dije que no podías irte antes que yo y te fuiste (…) No podemos más que estar orgullosos de ti, de lo que sembraste y lo que cosechaste en estos casi 21 años de tu vida”.

josé andrés

“El mejor hijo, el mejor hermano, el mejor amigo; dos y gracias a Dios por haberme concedido el privilegio de ser tu mamá y dejarme cuidarte (…) Dejaste un huella imborrable, mi niño, hiciste lo que tenías que hacer, cumpliste tu misión; no fue en vano”.

Con misión, la madre se refiere a las manifestaciones que desembocaron tras la muerte de Jose Andrés y la movilización de la ciudadanía para denunciar las desapariciones de sus hijos, familiares, amigos o conocidos.

“Pero así como los que quisieron callarte no pudieron contigo, yo te prometo que tampoco podrán con nosotros, estaremos de pie y con fuerzas para seguir siendo la familia que tan querías (…) Vuela libre, vuela alto, vuela en paz”, termina el mensaje.

Desde que se supo la muerte del joven, su muro de Facebook se llenó de mensajes de despedida y dolor por la pérdida de “un niño que no merecía esto”. Incluso amigos de la infancia, manifestaron la tristeza que sintieron al enterarse de la triste noticia.

Este asesinato es el octavo que se registra en el país desde 1998 en el estudiantes matan a alguno de sus compañeros de clase por diversión, dinero o envidia.

TAGS EN ESTA NOTA: