compartir en:

 Nueva Zelanda.- Un número indeterminado de personas murió o sufrió heridas este viernes en Nueva Zelanda cuando al menos dos atacantes abrieron fuego en una mezquita en la ciudad de Christchurch.

Brenton Tarrant, un australiano de 28 años, fue identificado como el presunto autor del tiroteo. El sujeto transmitió por Facebook la matanza al interior del recinto religioso y de acuerdo a medios locales, las motivaciones del asesino corresponderían a "la creencia que el genocidio blanco se está produciendo a través de la inmigración masiva"

Tarrant dejó un manifiesto de 80 páginas en su cuenta de Facebook en el que da las razones del ataque.

El tiroteo comenzó en el exterior del templo, pero luego uno de los hombres armados ingresó y disparó de manera indiscriminada contra los asistentes a una ceremonia.

La Policía local acordonó la zona y se mantiene en estado de alerta ante posibles nuevos ataques, mientras los servicios de emergencia auxilian a las víctimas y las trasladan a hospitales de la ciudad, en el centro-sur del archipiélago.

Advertencia Imágenes fuertes

Se espera que en los próximos minutos las autoridades neozelandesas presenten un informe oficial sobre el hecho, que acapara esta tarde los espacios noticiosos y sitios web del país oceánico.

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern evitó confirmar el número de víctimas en el asalto, que definió como "un acto de violencia extraordinario y sin precedentes", en lo que calificó como "uno de los días más negros de Nueva Zelanda".

"Este tipo de violencia no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos", dijo Ardern en rueda de prensa.

Entre 300 y 500 personas se encontraban en el interior de la mezquita cuando un hombre con un arma automática disparó al menos una veintena de veces, de acuerdo con varios testigos, que situaron en una treintena el número de víctimas.

TAGS EN ESTA NOTA: