Por: Hugo Hernández

@DDMexico

La nueva modalidad para cometer asaltos en la Ciudad de México es a bordo de una motocicleta, y es que la venta de este tipo de transporte se ha disparado en más del 200% en el último año, además de que cualquier persona sin ningún tipo de requisito y sin una licencia específica tienen la posibilidad de adquirir una motoneta.

Para el procurador de Justicia capitalino, Edmundo Garrido, se trata de un nuevo “modus operandi’ que utilizan los delincuentes para evadir de una forma más rápida la acción de los cuerpos policiacos.

El funcionario reconoce que los delitos cometidos utilizando una moto se han incrementado, porque las circunstancias han cambiado en la Ciudad y explica que es un medio de transporte para escapar fácilmente. “Las circunstancias son distintas, habría que ver. Es una forma de evadirse del hecho delictivo y las circunstancias pueden ser diversas”, refiere a Diario de México.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina, tan sólo en una semana se ingresan al corralón un promedio de entre 200 y 218 motocicletas por no contar con la documentación correspondiente y faltar al reglamento de tránsito.

Edmundo Garrido insiste en que dicho transporte es utilizado por los delincuentes, precisamente porque la circulación en la ciudad es complicada y a bordo de una motocicleta la fuga es más rápida. “Es más idónea la fuga en un vehículo de esos. De ahí la razón por la cual ha sido más utilizado, pero habrá que ver de qué forma se puede inhibir”, puntualizó.

Pagos ‘chiquitos’

En centros comerciales con un módico enganche o pagos semanales que van desde los 500 pesos y hasta los mil 500 las personas deciden comprar una moto sin saber las medidas mínimas de seguridad a la hora de conducirla.

Para Sergio Soto, mejor conocido como El Mexicano, motociclista con más de 15 años de experiencia, del Comité del Motor CDMX, lo que se debe hacer es una regulación mediante el censo del parque vehicular existente de este tipo de transporte y con eso se podría reducir el número de delitos que se cometen.

De las personas que deciden comprar una moto, más del 80% no sabe conducir en ese tipo de transporte, por lo que El Mexicano considera que hace falta una campaña hacia todos los usuarios de la vía, porque no sólo es el motociclista, también es el automovilista, el ciclista, el peatón y el transporte público.

“Necesitamos campañas para poder fomentar ese respeto. También es indispensable que todas las tiendas que venden motocicletas regalen un curso y que cuando expidan la licencia también nos puedan enseñar”, destacó.

Además, propone incluir una materia de Seguridad Vial en las primarias y secundarias, para que desde niño se tenga la noción de cómo respetar las vialidades y cómo convivir con los diferentes tipos de transporte que por ella circulan.

Matrícula contra la delincuencia

El diputado local Jesús Armando López Velarde, alertó sobre el aumento de robos a bordo de motos en las 16 delegaciones, principalmente en Iztapalapa, Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc. Por ello, propuso que para los conductores de ese tipo de unidades motoras debe ser obligatorio que los conductores lleven impreso en el casco y chaleco el número de placa.

Sin embargo, diferentes asociaciones y grupos de motociclistas se manifestaron en contra y aseguran que dicha propuesta no arregla el problema de raíz, sino que por el contrario genera uno más grande. “La matriculación no garantiza que detengan al delincuente. Se pueden clonar los chalecos, el número de los cascos, en fin.

No hay un estudio que compruebe que con esta propuesta se vaya a solucionar el problema”, sostiene Sergio Soto.

El Mexicano señala que es una forma de segregar y discriminar, por lo que propone un programa de remplacamiento. Además, señala que se debe exigir a todas las tiendas que las motocicletas salgan emplacadas desde su venta, para evitar demoras al padrón.

Finalmente, el diputado local tuvo que declinar su propuesta por la presión que ejercieron diferentes organizaciones de motociclistas y por la orden que le dio la presidenta de la Comisión de Movilidad en la Asamblea Legislativa, Francis Pirin, quien reiteró el respeto a sus derechos y a coadyuvar para construir una iniciativa diferente.

TAGS EN ESTA NOTA: