compartir en:

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su tristeza y preocupación por la crisis que vive Chile, luego de las violentas protestas registradas en días pasados en todo el país, las cuales cobraron la vida de al menos 11 personas.

“Estoy muy preocupada y triste de ver la violencia, la destrucción, los muertos y los lesionados en Chile en los últimos cinco días. Es esencial porque todos los actos han provocado lesiones y muerte, tanto por parte de las autoridades como de los manifestantes”, indicó.

En un comunicado, la ex presidenta chilena exhortó a todos los actores políticos y representantes de la sociedad civil en Chile a que inicien el diálogo y eviten la polarización de palabras o de hechos.

La titular del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) pidió también en su declaración, publicada en la página web del organismo, que todos los actos de violencia sean sometidos a investigaciones independientes, imparciales y “transparentes”.

Ante los hechos violentos, al menos 11 personas han muerto, aunque esta cifra podría elevarse hasta 13, según distintas fuentes. Además, otras 44 personas han resultado heridas, nueve de ellas de gravedad, y unas mil 906 personas han sido detenidas en las protestas en todo el país, de acuerdo con el Instituto Nacional de Derechos Humanos. 

La Alta Comisionada resaltó que el uso de una retórica inflamatoria solo servirá para agravar aún más la situación en el país sudamericano, ya que se corre el riesgo de generar miedo en la población.

“Las autoridades deben actuar en estricta conformidad con los estándares internacionales de derechos humanos. Cualquier aplicación del estado de emergencia debe ser excepcional y en base a la ley,” subrayó Bachelet.

La ex mandataria destacó que hay acusaciones inquietantes sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de algunos miembros de los cuerpos de seguridad y del Ejército. En ese sentido, dijo que también estaba alarmada por las denuncias de que a algunos detenidos se les habría denegado acceso a abogados, mientras que otros han sido maltratados.

“Exhorto al Gobierno a que trabaje con todos los sectores de la sociedad hacia soluciones que contribuyan a calmar la situación e intentar abordar los agravios de la población en interés de la nación. También urjo a todos los que planean participar en las protestas de hoy y los próximos días, que lo hagan de forma pacífica”, indicó.

La funcionaria de la ONU instó a las autoridades chilenas a que “se aseguren de que el derecho de todas las personas a la libertad de expresión y de manifestación pacífica sean respetados”.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: