compartir en:

República Checa.-Lionel Messi abrió la cuenta; luego el Barcelona se relajó y el Slavia Praga lo empató con tanto de Jan Boril pero luego un autogol de Peter Olayinka fulminó al local.

Barcelona consiguió una sufrida victoria de 2-1 ante Slavia Praga, en la tercera fecha de la Liga de Campeones, con lo que se quedó con la cima del Grupo F en solitario, al llegar a siete puntos.

El delantero argentino Lionel Messi apenas al minuto tres adelantó al conjunto español y Peter Olayinka con un autogol condenó a su equipo, que había empatado el partido disputado en el Sinobo Stadium al minuto 50 por medio de Jan Boril.

Le bastaron tres minutos a Messi para adelantar a los blaugranas, después de un error en la salida de los locales, lo que provocó que le argentino tomará el balón para servir a el brasileño Arthur Melo, quien le regresó el favor para colocar el 1-0 en el marcador.

A partir de la anotación, los “culés” tomaron partida en la posesión del balón, pero el conjunto checo no tardó en reorganizarse al frente para manejar el juego con creatividad y comenzar a inquietar a Marc-André ter Stegen.

El portero alemán se volvió figura a lo largo del primer tiempo, ya que tuvo intervención en por lo menos tres acciones claras que pudieron mover el marcador, pero la falta de contundencia de Peter Olayinka y Lukas Masopust dejaron la primera mitad 1-0.

Para la parte complementaria, Slavia presionó en campo ajeno y forzaba los errores catalanes, situación que les dio resultado a los cinco minutos después de reanudar el partido, cuando Jan Boril recibió el balón en la media luna del área y disparó de pierna derecha para vencer al guardameta teutón.

Sin embargo, el gusto de la igualdad le duro poco, ya que al minuto 60, Olayinka empujó el balón la propia puerta, tras el cobro de tiro libre de la “Pulga” y que Luis Suárez remató en primera instancia.

Con la ventaja en el marcador de nueva cuenta, los pupilos de Ernesto Valverde se acomodaron en la cancha y se reorganizaron al frente, en su búsqueda por el tercer tanto, por lo que el francés Antoine Griezmann salió de cambio por su compatriota Ousmane Bembélé para reforzar el ataque con piernas frescas.

Al minuto 73, el astro argentino tuvo la oportunidad de ampliar la ventaja gracias a un centro raso en el corazón del área que no logró mandar al fondo y se fue desviado.

Aunque el panorama parecía complicado para los anfitriones, se lanzaron contra la portería española, sin ceder un sólo esférico, situación que benefició a los culés para jugar al contragolpe, pero el electrónico ya no se movió.

El Barca es líder absoluto del sector, seguido por Borussia Dortmund, Inter de Milán y su rival de este miércoles, que se quedó en el fondo con una unidad.

El escocés Bobby Madden fue el encargado de impartir justicia, luego de mostrar el cartón amarillo a Masopust, Olayinka, Petr Sevcik y Boril, del Slavia Praga, mientras que Jordi Alba y Dembélé fueron amonestados por Barcelona.

Con información de Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: