España.- El entrenador Quique Setién acumuló su segundo tropiezo desde que tomó la dirección técnica del equipo.

El Barcelona quedó eliminado de la Copa del Rey al caer por la mínima cantidad de 0-1 ante el Athetic de Bilbao en los cuartos de final del torneo.

Cuando todo parecía que el duelo se alargaría a los tiempos extras, apareció Iñaki Williams al 93’ y con eso fue suficiente para dejar en el camino al cuadro blaugrana, puesto que el partido agonizaba y la plantilla de Quique Setién ya no tenía posibilidad de emparejar el marcador.

Con esta derrota Quique Setién acumula su segundo descalabro desde que tomó la dirección técnica del equipo.

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: