Cataluña.- El conjunto del Barcelona no lució ante su gente y permitió que el cuadro madrileño saliera con una unidad al finalizar el partido.

Barcelona y Real Madrid jugaron el partido correspondiente a la fecha 10 de LaLiga en el Camp Nou, luego de que en el mes de octubre, se tuvo que posponer por los problemas políticos que atravesaba Cataluña, y que hoy al finalizar el encuentro, se hicieron presentes en los alrededores del estadio.

El Clásico quedó a deber en goles, pero en la tabla general dejó las cosas muy calientes, ya que blaugranas y merengues tienen 36 unidades, pero por diferencia de goles la plantilla que dirige Ernesto Valverde ocupa el primer puesto.

Real Madrid le hizo saber al Barcelona que el título de la Liga se definirá hasta las últimas jornadas, ya que pese a quedar 0-0 a lo largo de los 90 minutos, el conjunto madrileño mostró un buen juego y neutralizó todos los sectores por donde los catalanes son letales, a tal grado que ni Messi, Suárez y Griezmann pudieron lucir en el campo.

Como lo había comentado Zidane previo al duelo, sus jugadores se encuentran en buen momento futbolístico y anímico que el triunfo en feudo ajeno era muy probable y que por un “supuesto” fuera de lugar de Ferland Mendy cuando el reloj marcó el 71’, el gol de Gareth Bale tuvo que ser anulado y con ello la esperanza de salir del Camp Nou con los tres puntos en la bolsa quedó eliminada.

Por su parte Barcelona intentó emparejar el juego del Madrid dándole entrada a Arturo Vidal y Ansu Fati, pero Casemiro en el medio campo, Carvajal en la banda y Ramos en la defensa, maniataron a los culés que se salvaron en un par de ocasiones al perdonarles dos penales cometidos a Raphaël Varane.

Con este resultado Real Madrid deja en claro que tiene más estudiado el camino para lo que resta de la temporada y por su parte Barcelona deja infinidad de dudas para sus siguientes compromisos que comienzan este sábado cuando se midan al Alavés en la jornada 18 del campeonato español.

 

TAGS EN ESTA NOTA: