compartir en:

Ciudad de México.- La responsabilidad ciudadana en la gestión de residuos pudo evitar las inundaciones que se registraron durante la semana, ya que, aparte de las fuertes lluvias, estas fueron provocadas por la acumulación de basura en la calles; sostuvo el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva.

Durante su supervisión de la Planta Compactadora de Residuos Sólidos Urbanos Iztapalapa 2, el mandatario explicó que al día se generan 13 mil toneladas de residuos en la capital.

De esta cantidad, ocho mil 600 toneladas son llevadas a rellenos sanitarios, mil 900 a reciclaje, mil 100 a plantas de composta y mil 100 a cementeras que los utilizan la basura como combustible alterno.

A través de Twitter, el mandatario expresó que el problema de las inundaciones se da por la basura que los ciudadanos tiran en la calle.

En la Ciudad de México hay tres plantas que han convertido 982 mil 796 toneladas de residuos sólidos en combustible alterno.

Aunque el gobierno capitalino seguirá trabajando para lograr una mejor gestión de residuos, Amieva hizo un llamado a la ciudadanía para no tirar basura en las calles, aparte de realizar una correcta separación de residuos sólidos en sus hogares y lugares de trabajo.

NJAR

TAGS EN ESTA NOTA: