compartir en:

Argentina.- River Plate y Boca Juniors se enfrentan en el partido de vuelta de una final continental de locura.

Tras dos semanas de incertidumbre, River Plate y Boca  Juniors  por  fin  jugarán  este  sábado  el  partido  de  vuelta  de  la  final  de  la  Copa  Libertadores,  en  el  estadio  Monumental  que  vivirá una locura en por lo menos 90 minutos  que  prometen  ser  intensos y cardiacos.

Boca y River se juegan

Cada  escuadra  se  motiva  como  puede   y   como   quiere,   los   xeneixes,   conscientes   de   que   no   tendrán  el  partido  decisivo  en  su  cancha,  organizaron  un  entrenamiento en La Bombonera, que se abarrotó  para  alentar  a  los  jugadores a ganar el título, sobre todo, para no perder con River.

Parece lo mismo, pero no lo es, en  este  choque  va  a  pesar  más  la  burla  al  derrotado  que  la  celebración  del  campeón,  que  pasará  rápido,  pero  de  acuerdo  a  una  reflexión  del  presidente  argentino, Mauricio Macri, el equipo que pierda  “tardará  20  años  en  recuperarse”,  y  es  que  a  pesar  de  ser  los  dos  clubes  más  grandes  del  país,  es  la  primera  vez  que  se  enfrentan en esta instancia.

Boca y River se juegan

Se   esperan   grandes   personalidades,  estará  Gianni  Infantino,  máxima  autoridad  de  la  FIFA  y  también   confirmó   su   presencia   Vladimir  Putín,  primer  mandatario de Rusia, quien aprovechará la reunión del G20 en Buenos Aires. A  Boca  le  sobran  delanteros  y  River sufrirá en este rubro, con la suspensión de Borré y la lesión de Scocco,  pero  lo  que  los  dos  equipos tendrán garantizado será un auténtico partido lleno de garra y pasión.

TAGS EN ESTA NOTA: