compartir en:

BRASIL.- El Gobierno brasileño rechazó la ayuda del G7 para combatir los incendios en la selva amazónica y aseguró que la situación está “bajo control”, esto en una rápida escalada diplomática entre el presidente Jair Bolsonaro y su par francés Emmanuel Macron.

"Agradecemos (la oferta), pero tal vez esos recursos sean más relevantes para reforestar Europa", afirmó el jefe del gabinete de Bolsonaro, Onyx Lorenzoni.

"Macron no logra siquiera evitar un previsible incendio en una iglesia que es un patrimonio de la humanidad y ¿qué pretende enseñarle a nuestro país?", agregó.

En tanto, al ser cuestionado sobre las declaraciones de su jefe de gabinete, presidente de Brasil, Jair Bolsonaro adoptó un tono más conciliador.

"¿Dije yo eso? ¿Lo dije? (…) En primer lugar Macron tiene que retirar sus insultos". "Me llamó mentiroso (en alusión a las palabras de Macron de que Bolsonaro engañó sobre sus compromisos ambientales). Antes de hablar o aceptar cualquier cosa de Francia, debe retirar sus palabras y luego hablamos", añadió. 

Tras esta negativa a la oferta del G7, en el Palacio Planalto, sede del gobierno brasileño, ahora están trabajando en tres frentes: aceptando solo la ayuda de los vecinos sudamericanos e Israel; lanzar un grupo de trabajo con los Estados Unidos para construir una propuesta conjunta de política ambiental; y tomar medidas más “drásticas” para mitigar los efectos de los incendios en el norte del país.

Las tensiones entre Francia y Brasil se vienen incrementando desde que Macron llamó la semana pasada a los líderes de las principales democracias industriales a una discusión de urgencia en la cumbre del G7 sobre los incendios en el Amazonas. Bolsonaro replicó acusándolo de tener una "mentalidad colonialista".

Este martes, Bolsonaro se reunirá con los gobernadores de los estados afectados por los incendios. El mandatario prometió en Twitter, horas antes del encuentro, responder a Macron en vivo sobre la internacionalización de la Amazonía, un debate evocado por el presidente francés.

Secuelas del incendio en el Amazonas

Hasta el día domingo, se habían registrado 1.113 nuevos incendios en el Amazonas respecto al sábado, según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE).

En Porto Velho, la capital de Rondonia, suele amanecer desde hace varios días bajo una neblina causada por las humaredas de los incendios de la región, una de las más afectadas del país.

En el Hospital Infantil Cosme e Damião, el principal centro de atención de niños de hasta 12 años de la ciudad, varias familias esperan turno para ser atendidas por dolencias generadas o agravadas por la continua inhalación del humo en el ambiente.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: