compartir en:

Autoridades rusas buscan un hogar para Alexander K., conocido como Sasha, un bebé de ocho meses que nació sin ojos, y que fue abandonado por su madre, quien vivía en un orfanato y no sabía si iba a poder cuidarlo adecuadamente.

El caso del pequeño, originario de Tomsk, Siberia, es único, pues de acuerdo con la enfermera encargada de su cuidado es un bebé alegre y sano, mientras que otros bebés que nacen con el síndrome de anoftalmia SOX2, el mismo que él padece, tienen otras complicaciones.

En el mundo, están registrados solo tres bebés, incluyéndolo, que nacieron sin globos oculares. A Sasha le fueron implantados dos orbe oculares para evitar que su rostro se deforme, y estás se irán cambiando a lo largo de su crecimiento.

El bebé, quien es descrito en su ficha de adopción como pacífico y sonriente, ha pasado todos los controles y pruebas regulares como cualquier otro pequeño, sin embargo, hasta ahora no hay posibilidades de que Sasha pueda ver.

Nota recomendada: Sismo de magnitud 4.5 sacude el estado de California

Actualmente buscan un hogar para que Alexander pueda crecer en las mejores condiciones, rodeado de amor. En un principio pretenden que sus padres sean rusos, pero en caso de no encontrar al ideal, no descartan buscar un adoptante extranjero.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: