compartir en:

Por Israel M. Campos Montes

Ciudad de México.- El Virus del Papiloma Humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más común que existe y abarca más de 100 tipos, los cuales dependiendo del número con el que ha sido clasificado ubica la parte del cuerpo afectada y qué tan agresivo puede llegar a ser, informó en entrevista con Diario de México la doctora Liliana Oropeza Chávez, ginecóloga especialista en infertilidad y miembro de la Federación Mexicana de Endoscopia Ginecológica.

Agregó que de acuerdo con datos del año pasado del Instituto Nacional de las Mujeres, el cáncer ginecológico se ha convertido en una de las principales causas de muerte en mujeres del país.

Para este tipo de especialistas, dijo, su labor se enfoca principalmente en aquellos virus con repercusiones en el área genital, los cuales se catalogan como de bajo riesgo, siendo el 6 y el 11, los que se manifiestan en este apartado mediante la aparición de verrugas.

Precisó que los de alto riesgo son el 16 y 18, los que están asociados de forma más común con el cáncer cérvico uterino, pero que también engloban el cáncer de vagina, vulva y pene. 

Señaló que el factor primordial para contraer el VPH son las relaciones sexuales sin protección, seguidas de una vida sexual a temprana edad y el cambio continúo de parejas íntimas.

Destacó que otra de las causas para detonar el VPH está en aquellas féminas menores a 23 años, las que en esa etapa de su vida aún cuentan con un sistema inmunológico débil o inmaduro.

Casi todos estamos infectados

La especialista recalcó que algunas sustancias del tabaco son agentes que exponen a la susceptibilidad de este virus, al dañar el tejido epitelial que recubre la zona genital de las mujeres, lo cual hace que esta infección acelere rápidamente su contagio.

Mencionó que prácticamente todas las personas que tienen una vida sexual han estado en contacto con el VPH, toda vez que, varias estimaciones calculan que en México cerca del 80 por ciento de la población en general está infectada con este virus, pudiendo ser portadores asintomáticos, transmisores o víctimas de la infección.

“El hombre es el portador del virus y la mujer es la que generalmente desarrolla la enfermedad y desgraciadamente es muy difícil poder encontrar el virus en el hombre, ya que éste se aloja en las vesículas seminales y no hay forma de que un estudio llegue a ellas, por lo que a los varones sólo se les revisa de forma externa y ver que no tenga verrugas, aunque eso no exenta que estén libres del virus”, acotó Oropeza Chávez. 

Vacunación clave contra el virus

Enfatizó que las cifras del embarazo adolescente en el país son alarmantes, ya que evidencian la falta de una cultura de prevención que esté enfocada en concientizar a este sector que se ha vuelto vulnerable en los últimos años.

Por lo que apuntó que es importante que las autoridades de salud no descuiden la vacunación (la cual según dijo, ya se encuentra en el esquema de la cartilla a nivel nacional) contra el VPH, ya que es una opción para proteger a las personas.

Oropeza Chávez precisó que la inmunización se puede obtener a partir de los 12 años y sólo fungirá para prevenir estas infecciones posteriores al VPH y no para ser utilizada como tratamiento contra ellas.

TAGS EN ESTA NOTA: