EFE

Copenhague.- Europa ha registrado ya más de 15.7 millones de casos, el 28% en todo el mundo y más de 4 millones sólo en noviembre, mientras que las muertes rozan las 355 mil, 26% global.

Más del 80% de los países han notificado una incidencia elevada de nuevos casos (más de 100 por cada 100 mil habitantes) en los últimos 14 días, y en un tercio se han registrado más de 700 por 100 mil habitantes.

"En las últimas dos semanas, las muertes por Covid-19 han aumentado un 18%. La semana pasada, Europa registró más de 29 mil nuevos fallecimientos, eso significa una persona cada 17 segundos", informó el director para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge.

La segunda ola de coronavirus ha provocado también "indicaciones crecientes" relacionadas con sistema sanitarios desbordados en Francia y en Suiza, entre otros.

Kluge destacó no obstante que el número de nuevos casos en Europa bajó de 2 millones hace dos semanas a 1.8 millones los últimos siete días, una caída que se explica por el comportamiento responsable de los ciudadanos.

OMS defiende mantener abiertas escuelas

Hans Kluge defendió la necesidad de mantener abiertas las escuelas durante la pandemia de coronavirus y considera que se pueden evitar los confinamientos si se aumentan las medidas de protección.

"Debemos asegurar la enseñanza para nuestros hijos", afirmó, resaltando que los niños y adolescentes no son impulsores principales del contagio y que el cierre de las escuelas no es efectivo.

Haber mantenido la mayoría de las escuelas abiertas en Europa durante casi cien días seguidos es un motivo de satisfacción, sostuvo, ya que el cierre puede afectar también a la salud mental de los jóvenes y tener consecuencias sociales.

Kluge señaló también que los confinamientos son "una medida de último recurso" y que provocan muchos efectos secundarios, como daños a la salud mental o aumento de la violencia de género, y que, si el uso de las mascarillas supera el 95% entre las personas, no serían necesarios.

Aunque usar mascarilla no es una "panacea" y debe complementarse con otras medidas, cuando se da un uso inferior al 60%, "es difícil evitar los confinamientos", afirmó en una comparecencia digital en Copenhague, sede de la oficina regional de la OMS.

La defensa de las escuelas y del uso de las mascarillas para evitar los confinamientos fueron dos de los mensajes centrales de Kluge, quien calificó de "gran esperanza en la lucha contra el virus" las noticias aparecidas en los últimos días sobre los avances en varios ensayos de vacunas contra la Covid-19.

La OMS incidió no obstante en la importancia de que todos los países tengan el mismo acceso a las futuras vacunas.

"La vacuna es muy importante, pero tampoco es una fórmula milagrosa", afirmó Kluge, aludiendo a la necesidad de completarla con otras medidas protectoras.

TAGS EN ESTA NOTA: