Uno de los sectores más vulnerables tras la pandemia, es el de inmigrantes indocumentados, quienes trabajan en su mayoría de manera informal, viven al día y escazamente cuentan con apoyos extras que les permitan subsistir en una crisis como la que atraviesa el país.

California comenzó a aceptar solicitudes de apoyo económico para inmigrantes indocumentados este lunes, como parte del fondo de 75 millones de dólares aprobado por el gobernador para ayudar a esta población a atravesar por la crisis económica de la pandemia.

Los subsidios que el estado entregará consisten en 500 dólares por persona o un máximo de mil dólares por hogar. Se estima que 150 mil personas recibirán el beneficio, aunque hay cerca de dos millones de inmigrantes indocumentados en California.

Las líneas telefónicas para realizar la solicitud apoyo se saturaron este lunes ante la enorme demanda de ayuda económica, reportó The New York Times.

Eileen Truax, migrantóloga mexicana en Estados Unidos, apuntó que los inmigrantes indocumentados trabajan en condiciones de informalidad, por lo que son más vulnerables ante la pandemia de COVID-19, destacó Univisión.

Nota recomendada: China acepta que se le investigue sobre origen del coronavirus​

Más allá del apoyo erogado por California, Truax abordó la importancia de que actores políticos estadounidenses se planteen impulsar una política de regularización de migrantes indocumentados, pues el valor del trabajo de esta población es evidente durante la coyuntura de la pandemia.

“Es el momento de pedir compromisos. Es necesario que organizaciones de cabildeo político comiencen a hacer amarres para que la regularización migratoria esté en la agenda del próximo presidente de Estados Unidos”, señaló la experta en derechos humanos.

 

TAGS EN ESTA NOTA: