Redacción

El régimen chino permitió la inauguración del festival anual de carne de perro, en la ciudad de Yulin, Guangxi, en condiciones higiénicas que horrorizarían a expertos sanitaristas de todo el mundo.

Miles de personas se acercaron a la feria más grande de este tipo de animales, que son exhibidos en condiciones de poca higiene en mostradores y sin refrigeración.

El festival anual de 10 días en la ciudad de Yulin, en el sudoeste, generalmente atrae a miles de visitantes, muchos de los cuales compran perros que se exhiben en jaulas estrechas para cocinarlos en ollas.

“Espero que Yulin cambie no solo por el bien de los animales, sino también por la salud y seguridad de su gente”, dijo Peter Li, especialista en políticas de China de Humane Society International, un grupo de derechos de los animales.

El coronavirus Covid-19, que se cree que se originó en los murciélagos de herradura antes de cruzar a los humanos en un mercado en la ciudad de Wuhan, obligó a China a reevaluar su relación con los animales y prometió prohibir el comercio de vida silvestre.

cmd

TAGS EN ESTA NOTA: