compartir en:

Beijing.- China anunció este lunes que desarrollan una versión modificada del cohete Long March-6 con cuatro refuerzos adicionales para aumentar su capacidad de carga y con ello, poder enviarlo al espacio en 2020.

El cohete de tres etapas tiene una longitud de 29.3 metros, con un peso de lanzamiento de 103 toneladas, además cuenta con una capacidad de carga de una tonelada para órbita sincrónica al sol.

El cohete se enviará con la ayuda de la Academia de Tecnología de Vuelo Espacial de Shanghái, bajo la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASTC), la cual estuvo a cargo del diseño del cohete.

Según la agencia de noticias Xinhua, Long March-6 se utiliza para los lanzamientos comerciales de la academia y completó dos pruebas espaciales en septiembre de 2015 y noviembre de 2017, con 20 satélites y tres satélites, de forma respectiva.

Alimentado por un propelente líquido hecho de oxígeno líquido y queroseno, el Long March-6 es el primer cohete portador de China que utiliza combustible sin tóxicos ni contaminante.

Ding Xiufeng, gerente ejecutivo del proyecto Long March-6, afirmó a Xinhua que en respuesta a la creciente demanda de lanzamientos comerciales, se mejorará la competitividad del mercado de los cohetes a través de mejoras técnicas, para que puedan brindar servicios más fáciles, rápidos y completos a usuarios nacionales y extranjeros.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: