compartir en:

México.-La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió una recomendación al gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, por las condiciones de violencia, inseguridad, situación de riesgo constante y falta de protección en el municipio de Almada, donde debido a una disputa por posesión de tierras con el municipio de Chenalhó una persona de la comunidad de Tabak falleció y varias familias tuvieron que desplazarse a otras comunidades para refugiarse.

Mediante un comunicado, el organismo detalló que el conflicto entre ambas demarcaciones tiene su origen en la disputa de 60 hectáreas, las cuales, tanto Aldama como Chenalhó aseguran que les pertenecen, por lo que desde el año 2015 comenzaron a suscitarse agresiones con armas de fuego, las cuales se intensificaron en 2018.

Nota recomendada: Gobierno gestiona que fortuna de 'El Chapo' regrese a México

Destacó que en el sitio los pobladores han vuelto a su comunidad y se han reforzado los patrullajes, sin embrago, consideró que el gobierno del estado debe implementar acciones para garantizar la seguridad de los pobladores de Aldama, así como implementar de forma urgente los trabajos para lograr un diálogo y conciliación entre las partes en conflicto.

“Para la CNDH, persiste una amenaza inminente contra las comunidades indígenas del municipio de Aldama que colindan con el municipio de Chenalhó, al permanecer bajo constantes ataques con armas de fuego (…) se tiene conocimiento que, debido a la situación de violencia e inseguridad, las y los niños no reciben clases, los servicios de salud son insuficientes y el alimento que se les proporciona es escaso”, detalló la Comisión.

ACV

TAGS EN ESTA NOTA: