compartir en:

El gobernador Antonio Gali Fayad dio a conocer que habitantes de diversas comunidades de Puebla solicitaron a las autoridades que lo primero que se reconstruya sean las iglesias y luego sus casas.

Indicó que los trabajos de reparación y reconstrucción, así como de evaluación en templos, se lleva a cabo bajo estricto apego a los criterios del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El mandatario estatal en un comunicado, informó que pidió a los presidentes municipales colaborar con las obras, proporcionando personal de Protección Civil, Infraestructura o de las instancias que se requiera.

Se dio a conocer que en total son 450 las iglesias dañadas de las cuales 123 podrían ser derribadas y reconstruidas, luego del intenso sismo que azotó el estado el pasado 19 de septiembre. 

“Hasta que el INAH diera su autorización para entrar (a las iglesias), algunas tienen daño menor, otras daño mayor que necesitan apuntalamiento, hay que esperar algunos meses. Estamos hablando de 450 dañados; 123 en malas condiciones y los vamos a reparar al 100 por ciento, pero llevan un tiempo mayor. Lo que más les pedimos a los presidentes, a la comunidad es paciencia. 

Por su parte, Víctor Hugo Valencia Valera, delegado del INAH, subrayó que aunque han llevado a cabo un censo de las iglesias dañadas, se requiere de más personal, por lo que, agradece la suma de los ayuntamientos a las labores de reconstrucción.

Al respecto el secretario de Cultura y Turismo del estado, Roberto Trauwitz enfatizó que el patrimonio religioso constituye uno de los principales legados de Puebla, pero sobre todo, impulsa el desarrollo turístico.

Sobre el tema el alcalde de Puebla, Luis Banck detalló que en la capital poblana, jóvenes restauradores experimentados fungen como responsables de la intervención en cada una de las iglesias, ya que se encargan de dirigir a la empresa constructora para la correcta preservación del patrimonio religioso.

En tanto, que el subsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Juan Carlos Lastiri, celebró la coordinación de los tres niveles de gobierno y reiteró el respaldo de la federación para poner a Puebla de pie.

Al respecto el secretario General de Gobierno del estado, Diódoro Carrasco refrendó la convicción que tiene la administración estatal para atender las iglesias, debido a su valor patrimonial, histórico y cultural.