compartir en:

CIUDAD DE MÉXICO.- La conductora de Uber, Claudia Matilde Espinosa Puegeros, desapareció la madrugada del pasado domingo mientras trabajaba en la Ciudad de México.

La mujer, originaria de Cuautitlán Izcalli, salió a trabajar como todos los días en un auto Chevrolet Sonic de color blanco, sin embargo, en esta ocasión ya no regresó a su casa.

De acuerdo con el testimonio de su hija, luego de que su madre no regresara y su celular estuviera apagado, contactó a la compañía Uber, quienes le proporcionaron la información de sus últimos viajes.

Nota recomendada: Rinden homenaje luctuoso a policía asesinado en Álvaro Obregón

El último registro de su ubicación fue en Santa Martha Acatitla cerca de las 4 de la madrugada, en un viaje que concluiría en Cuautitlán Izcalli. El servicio fue terminado instantes después de realizarlo, marcando una tarifa de 39 pesos.

Asimismo, también se comunicó con los dueños del auto en el cual su madre trabajaba, pues ella lo hace como conductor asociado, estos lo rastrearon con ayuda del GPS y lo encontraron abandonado en la calle Lorenzo Bouturini en la alcaldía Venustiano Carranza.

“El carro apareció, pero mi mamá no (…) dentro del auto, estaban las cosas de mi mamá, su mascada, su bolsa, sus cigarros y sus pulseras; ella nunca se las quita”, escribió la hija de Claudia a través de redes sociales.

Trascendió que Claudia Matilde estuvo en Santa Martha, pero según el rastreo de su celular, su última ubicación marcó en la Ciudad de Puebla, Puebla.

Hasta el momento se desconoce el paradero de la víctima. Todo indica a que se trata de un secuestro, no obstante, su hija detalla que no ha recibido ningún mensaje para su rescate.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: