compartir en:

Ciudad de México.- Claudia Ochoa Félix, a quien le apodaban “La Emperatriz de Los Ántrax”, no fue asesinada, sino que murió asfixiada por broncoaspiración, producto de la ingesta de bebidas alcohólicas y otras sustancias que consumió, informó la Fiscalía General de Sinaloa.

El fiscal de la entidad Juan José Ríos Estavillo, comentó que luego de la necropsia realizada en el Servicio Médico Forense, se logró determinar que el alcohol y otras sustancias que ingirió horas antes de ser localizada sin vida, fueron las causantes de su muerte.

Asimismo, indicó que Ochoa Félix no contaba con ninguna averiguación en su contra y que tampoco se le investigaba por la portación de armas de fuego, con las que aparecía en sus redes sociales.

Nota recomendada: 'Qué solito y poca cosa se veía López en el balcón de Palacio': Vicente Fox

La noche del pasado sábado, se reportó que en una de las privadas del conjunto habitacional de la Isla de Musala se requería del auxilio médico, puesto que una mujer de 35 años de edad no respondía a los intentos por despertarla.

IMCM  

TAGS EN ESTA NOTA: