compartir en:

Este sábado el Consejo de Seguridad de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), se ha reunido de emergencia a petición de Rusia, para discutir los ataques a Siria por parte del gobierno estadounidense y sus aliados como represalia por los supuestos ataques con armas químicas en Duma.

Al inicio de la reunión, Antonio Guterres, secretario general de la ONU, llamó a las naciones a evitar que la crisis en Siria se quede "fuera de control y con ello se empeore el sufrimiento del pueblo sirio". "No hay una solución militar, la solución debe ser política", enfatizó.

Posteriormente la embajadora del reino Unido, Karen Pierce, denunció al Kremlim por haber bloqueado seis resoluciones que condenan el usos de armas químicas en Siria, lo que "no dejó otra opción que atacar a blancos específicos del régimen de Assad".

En tanto que la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo que "actuamos para que el régimen de Siria se haga responsable de sus 'atrocidades", asimismo dijo que los blancos de los bombardeos fueron "cuidadosamente elegidos para minimizar las bajas civiles", finalizó su intervención señalando que "el mundo civilizado debería agradecernos".

Por su parte Vasili Nibenzia, representante de Rusia en el Consejo de Seguridad, condenó la agresión al país árabe y señaló que dicha acción es una amenaza a la posibilidad de una solución pacífica propuesta por la ONU, asimismo dijo que el ataque de Estados Unidos y sus aliados es una violación a la carta de derechos del organismo.

TAGS EN ESTA NOTA: