EFE

Toronto.- El Partido Conservador de Canadá eligió a un conservador clásico, Erin O'Toole, como nuevo líder de la principal formación de la oposición para hacer frente en las urnas al primer ministro, Justin Trudeau, y su Partido Liberal.

O'Toole fue elegido líder del Partido Conservador (PC) el domingo por la noche, aunque el resultado de la votación de los afiliados de la formación no se conoció hasta primeras horas del lunes por un problema con las máquinas que tenían que contabilizar las papeletas emitidas por correo.

O'Toole derrotó a otros tres candidatos que aspiraban al liderazgo conservador: Peter McKay, que fue ministro de Asuntos Exteriores, Defensa y Justicia durante los Gobiernos de Stephen Harper entre 2006 y 2013; Leslyn Lewis, una abogada negra que obtuvo un resultado mejor de lo esperado por los analistas; y Derek Sloan, el representante del ala más conservadora del partido.

Los analistas señalaron que O'Toole se impuso sobre McKay, inicialmente el favorito al liderazgo del PC, pero considerado el más centrista de todos los candidatos, por su capacidad para no irritar a las distintas familias del partido.

O'Toole, un antiguo militar y abogado de 47 años que es prácticamente desconocido para gran parte de la población canadiense a pesar de que lleva ocho años en el Parlamento, será el principal rival de Trudeau en las próximas elecciones, que podrían celebrarse en los próximos meses.

Aunque las anteriores elecciones generales se celebraron en octubre de 2019, el Partido Liberal de Trudeau sólo obtuvo 157 escaños, 27 menos que en las elecciones de 2015, y gobierna en minoría por lo que en cualquier momento una moción de censura puede provocar su caída y la convocatoria de nuevas elecciones.

La primera oportunidad para derribar a Trudeau y los liberales se producirá a finales de septiembre.

Trudeau solicitó la semana pasada la suspensión del Parlamento hasta el 23 de septiembre para poder presentar un plan de recuperación a medio plazo ante la crisis causada por la pandemia de Covid-19.

Por ello, el Parlamento reiniciará actividades a finales de septiembre con un discurso del trono que indicará el programa de Gobierno de Trudeau y que será votado por la Cámara Baja, donde los liberales sólo controlan en la actualidad 156 de los 338 escaños.

Si la oposición supera en votos a los liberales, Trudeau se verá obligado a solicitar la disolución del Parlamento y convocar elecciones anticipadas.

Este lunes, O'Toole aprovechó su primera conversación con Trudeau como líder del PC para preparar el terreno a un voto negativo en septiembre.

O'Toole mantuvo una conversación telefónica con Trudeau en la que destacó la "alienación del oeste" del país, donde el Partido Conservador cuenta con un apoyo mayoritario, y solicitó al primer ministro que presente "un plan para responder a las preocupaciones reales y graves a la unidad nacional" en el discurso del trono.

TAGS EN ESTA NOTA: