compartir en:

Cinco años y cuatro meses fue el tiempo que estuvo Gonzalo Contreras Rincón en una prisión en España acusado de narcotráfico. El pasado 7 de febrero el joven originario de Querétaro regresó a México después de cumplir la mitad de su condena.

Acusado de transportar metanfetamina en un cargamento de mármol, Contreras Rincón estuvo preso desde octubre de 2012 en la prisión de Aranjuez, ubicada en Madrid. Alcanzó su libertad gracias a que sus defensores utilizaron la “expulsión” del país como recurso legal, el cual es utilizado por reos de buena conducta.

“En ese tiempo que me detuvieron también detuvieron a quien era mi esposa en ese entonces y eventualmente a ella la absolvieron del caso y salió sin cargos; pero en cuanto ella estuvo con el cónsul mexicano le expuso mi caso, la respuesta que le dio fue 'si está detenido es porque seguramente es culpable'”, sostuvo Contreras Rincón en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Contreras Rincón, de 32 años de edad, aseguró que durante el proceso judicial, sufrió discriminación; detalló que antes de antes de presentarse ante las autoridades españolas ya había recibido la sentencia de alrededor de nueve años sólo por el hecho de ser “mexicano” y ser originario de un país conocido por el tráfico de drogas.

“Llevó dos semanas y me estoy adaptando. Una vez que pase un mes creo que ya podré centrarme y organizar mis ideas para saber que voy a hacer. Todavía no tengo claro que puedo hacer, pero también es verdad que me siento con actitud de empezar lo que haga falta”, enfatizó Contreras Rincón.

El queretano detalló que se asesorará con sus abogados para emprender acciones legales contra el gobierno de España, en ese sentido, acudirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para dar a conocer su caso.

Foto: Facebook

TAGS EN ESTA NOTA: