compartir en:

Buenos Aires.- Una fuerte polémica provocó hoy una decisión de la Corte Suprema de Justicia de Argentina que frena el inicio del juicio contra la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner por presunta corrupción en obra pública, programado para el martes próximo.

La prensa argentina informó que el máximo tribunal aprobó con cuatro votos a favor y uno en contra, solicitar al Tribunal Oral número 2 que le envíe todo el expediente para analizar “una privación de justicia” planteada por el abogado de la expresidenta, Carlos Alberto Beraldi.

La defensa de Fernández de Kirchner pidió realizar pruebas elementales como una pericia sobre las 51 obras cuestionadas, pero el Tribunal Oral aprobó que se llevara a cabo sólo en cinco obras, cuyo peritaje no ha concluido.

Según expertos, la evaluación en las cinco obras finalizará en agosto, lo que hace imposible iniciar el juicio contra la expresidenta la semana próxima.

Fernández de Kirchner está acusada por presunta adjudicación de 51 obras viales, de las 81 realizadas en la provincia de Santa Cruz, a la compañía constructora del empresario Lázaro Baez.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, señaló que “lo que todos queremos es progresar, trabajar, poner nuestro granito de arena; que nuestro trabajo sea reconocido y que no haya impunidad”, en una referencia implícita a la decisión de la Corte Suprema de Justicia.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Justicia, Germán Garavano, cuestionaron la decisión del máximo tribunal y consideraron que la Corte no “quiere que se realice el juicio contra la exmandataria”, publicó el periódico La Nación.

"Genera la percepción en mucha gente de que la impunidad se puede consagrar", opinó Peña.

El diputado Daniel Lipovetzky consideró que “este tipo de fallos pueden pasar en el sistema procesal argentino, pero los jueces del máximo tribunal deberían actuar de manera anticipada para evitar que un juicio oral, que ya tiene fechas de audiencia fijadas, se suspenda”.

(Notimex)

TAGS EN ESTA NOTA: