Ciudad de México.- En cuestión de días podría haber falta de refrescos, cerveza y cualquier bebida espumosa en el Reino Unido, debido a la escasez de dióxido de carbono (CO2) que se usa como conservante de las gaseosas, carnes y ensaladas envasadas.

via GIPHY

El CO2 del Reino Unido proviene de las plantas de amoniaco que en verano cierran para hacer labores de mantenimiento, pero a finales de julio se espera empiecen a trabajar y restablezcan el suministro normal del oxidante. Mientras, las autoridades inglesas han decretado restricciones en las compras masivas de bebidas carbonatadas.

Esta escasez podría ser la mayor de la industria embotelladora inglesa en décadas, al parecer las reservas del sector no fueron suficientes.

via GIPHY

La cadena de supermercados Tesco está racionando las compras de los clientes a 10 cajas de cervezas. Parece que los aficionados al Mundial de futbol tendrán que racionar las chelas para sobrevivir la temporada. 

via GIPHY

ACS

TAGS EN ESTA NOTA: