El presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en Caracas, Francesco Rocca, anunció el inicio, en 15 días, de la distribución de ayuda humanitaria a la población venezolana, al tiempo que pidió no politizarla.

En rueda de prensa, Rocca advirtió que la Cruz Roja Internacional no aceptará “injerencias” políticas, en alusión al gobierno del mandatario Nicolás Maduro y al líder opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente designado en enero pasado.

Señaló que se espera llegar a unos 650 mil venezolanos en un primer momento y que la ayuda incluirá plantas eléctricas, equipos médicos y kits quirúrgicos.

La institución actuará con base en sus principios de imparcialidad, neutralidad e independencia, y está dispuesta a trabajar con la ayuda humanitaria que se quedó en las fronteras de Colombia y Brasil, luego que Maduro ordenó cerrar los puntos de acceso al país.

La población venezolana ha resultado la más afectada por la crisis política y social que vive el país, la cual se recrudeció en enero pasado con la autoproclamación de Guaidó desconociendo la autoridad de Maduro.

La entrada de la ayuda al país no ha tenido lugar principalmente por el bloque de las instituciones (militares y policiales), como ocurrió el pasado 23 de febrero en varios puntos fronterizos, cuando la oposición y la comunidad internacional intentaron fallidamente hacer llegar la ayuda a la población.

(Notimex)

TAGS EN ESTA NOTA: