compartir en:

Ciudad de México.- Ayer por la tarde, un juez de control impuso prisión preventiva justificada a una mujer y a un hombre por el presunto delito de sustracción de menor, cometido en perjuicio de la bebé Nancy Tirzo, el 14 de abril en las inmediaciones del Hospital General, ubicado en la alcaldía Cuauhtémoc .

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México informó que en la audiencia inicial la mujer llamada Estela y el hombre que responde al nombre de Antonio, de quienes sólo se proporcionaron sus iniciales EMG y AHS, respectivamente, contaron con asesoría en su defensa. Por lo que solicitaron la duplicidad del término constitucional para que les sea definida su situación jurídica.

De manera adicional, el Tribunal notificó que “en las salas de oralidad adyacentes al Reclusorio Preventivo Sur, los ahora imputados contaron con la asesoría de intérpretes; ella, uno en lengua mixteca, y él, otro en lengua náhuatl”.

En ese sentido, se fijó continuación de audiencia para el próximo miércoles 24 de abril en la que el juez deberá determinar si los vincula o no a proceso.

Los imputados permanecerán con la medida cautelar en el Centro de Readaptación Femenil Santa Martha Acatitla y el Reclusorio Preventivo Varonil Sur.

Con base en los exámenes de ADN practicados a la madre y a la menor, las autoridades corroboraron el parentesco familiar entre ambas, por lo que se procedió a la entrega, luego de que se revisó el estado de salud de la pequeña y se le brindó la atención integral necesaria.

El matrimonio fue capturado el 18 de abril al salir de un domicilio que rentaban en la colonia Ciudad Lago, Nezahualcóyotl, Estado de México.

Su localización con la menor se dio gracias a la denuncia de su arrendador, quien reconoció a la menor por las fotografías de ella que circularon en las redes sociales.

Nota recomendada: Se espera tarde calurosa en la CDMX

Por su parte, el subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), Rodrigo de la Riva Robles, en conferencia de prensa señaló que tras las declaraciones del primo de 15 años de la niña Nancy, éste identificó que Estela “N” fue quien le quitó a la menor.

“Se practicó la diligencia de reconocimiento en cámara de Gesell por parte del menor, resultando como positiva”, es decir, “(la mujer) fue reconocida por el adolescente”, concluyó el subprocurador.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: