compartir en:

¿Te has imaginado de qué forma puede significar hablar inglés para expandir tu s oportunidades laborales?

En una época en la que los traductores en tiempo real son parte casi cotidiana de nuestra vida, la idea de aprender inglés es, para algunos, sinónimo de un gasto innecesario; pero en el mundo de los negocios no piensan lo mismo.

En palabras de Diana Ruedaquijano, experta en enseñanza de inglés corporativo certificada por Cambridge y fundadora de la academia Milestone:

Saber inglés en estos tiempos no es un lujo, es una necesidad. Es importante que todas las personas que están laboralmente activas comprendan que hablar inglés es hablar el idioma de los negocios, y ahora, además de contar con una licenciatura, maestría o postgrado, hablar inglés amplía su panorama de oportunidades e incrementa sus ingresos”.

La experta en ingles declaró que, el salario de un profesionista bilingüe puede aumentar hasta un 60% sobre el de sus colegas que no lo son.

Pero vale la pena hacer un paréntesis, ya que existen substanciales diferencias entre el inglés de uso común, que es el que suelen enseñar en las escuelas de idiomas, y el de negocios, o también conocido como “globish”.

Aquí radica la importancia de instituciones como Milestone, que basan su enseñanza en lo mejor de ambas modalidades, a fin de lograr una formación satisfactoria, aplicable a la vida social y los negocios. Si a esta estrategia le sumamos que tiene la acreditacion CELTA en su personal docente (que en el caso de Milestone es del 100%), que se refieren a especialidades en la educación bilingüe para adultos en cualquier parte del mundo expedidas por la Universidad de Cambridge, se convierten en una excelente opción, enfocada a profesionistas y directivos que buscan optimizar sus actividades empresariales.

EL INGLÉS EN LOS NEGOCIOS

El antes mencionado globish, es un término que une las palabras globalización e inglés y fue inventado por el expresidente de IBM, Jean Paul Nerriere, para su libro homónimo. El concepto se refiere a un total de 1500 palabras en dicho idioma, que permiten crear sus principales frases, convirtiéndola en una versión sintetizada de dicho lenguaje. Las leyes lingüísticas del globish son simples, debido a la falta de conjugación de verbos, por lo que se resulta en un proceso de comunicación ágil.

Sin embargo, la falta de un conocimiento previo de las reglas gramaticales, así como el uso simplificado del idioma sin tener la experiencia necesaria, pueden provocar grandes malentendidos y por ende entorpecer las juntas corporativas o incluso ofender al interlocutor, por lo que es necesario lograr un desarrollo integral del idioma.

 

 

EL MÉTODO

Otro aspecto fundamental del aprendizaje de inglés es el método. Existen una gran cantidad de ellos, algunos basados en técnicas pedagógicas y otros que buscan emular la forma natural en que los estudiantes adquirieron su primer idioma. 

Pero el que actualmente ha prevalecido es el Método Comunicativo, ya que resulta en el más amigable para los alumnos, e involucra en gran medida a otras formas de enseñanza y se ajusta a las necesidades de cada alumno. El principal atributo de esta modalidad es su utilización de una comunicación activa, en la que todos los estudiantes intercambian ideas en otra lengua.

La manera en que Milestone aborda esta metodología es muy interesante. Los alumnos, con distintos niveles de inglés conviven en la misma aula, reciben materiales y gráficos no diseñados para el trabajo en clase, provocando una mesa de diálogo en la que razonan y opinan sobre temas de interés o actualidad, logrando la deseada aplicación de lo aprendido en el mundo real.

Para Leticia González, alumna de la academia Milestone,  su experiencia ha resultado bastante gratificante, ya que el método antes referido le ha permitido desarrollar sus conocimientos previos del idioma.

"Tomé la decisión de buscar opciones para dominar el idioma, porque ya estaba cansada de escuelas, gramática y cosas repetitivas que no me ayudaron. Opté por tomar este método porque me pareció muy nuevo y diferente. Hasta ahora me siento muy contenta porque no sólo te enseñan el idioma, también he aprendido sobre muchos otros temas".

Queda también decir que las diversa ocupaciones y profesiones de los miembros enriquecen el vocabulario con sus tecnicismos. 

Para un mundo cuyas relaciones comerciales crecen y cuyas fronteras se difuminan a cada momento, principalmente en el sector económico, el hablar inglés se convierte en una ventaja laboral y social que puede contribuir mucho al desarrollo personal del capital humano y las economías emergentes, por lo que a la larga la educación bilingüe o directamente la especialización en este idioma resulta en una inversión completamente redituable.

TAGS EN ESTA NOTA: