compartir en:

Nueva York.- La solicitud a la Corte Penal Internacional (CPI) para que comience una investigación en Venezuela por presuntos crímenes de lesa humanidad del régimen de Nicolás Maduro fue firmada este miércoles por seis países americanos en el marco de la 73 Asamblea General de las Naciones Unidas. 

Los cancilleres de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá suscribieron una petición dirigida a la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, a fin de abrir una investigación por crímenes de lesa humanidad, que habrían tenido lugar en Venezuela bajo el gobierno de Nicolás Maduro desde febrero de 2014. 

La solicitud irá acompañada de dos informes, uno de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que documenta ejecuciones extrajudiciales, entre otras violaciones de derechos humanos en Venezuela. 

El otro informe fue redactado por un grupo de expertos que designó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. 

Según expertos, hay fundamento para considerar que 11 personas, entre ellas el presidente Maduro, y miembros de las Fuerzas Armadas consumaron presuntos crímenes de lesa humanidad y pueden ser denunciados ante la CPI. 

La CPI, con sede en La Haya (Holanda), es un tribunal de Justicia internacional permanente cuya labor es juzgar crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidio. 

Según el diario estadounidense The New York Times este hecho abriría a Venezuela una opción para detener de manera diplomática la represión y persecución contra los opositores a Maduro. 

Se trata de la primera ocasión en que una nación solicita la intervención del tribunal internacional en otro país, desde que nació el CPI en 2002, por lo cual este frente representa un parteaguas en el derecho internacional. 

El The New York Times precisó:

"Si la CPI quisiera abrir una investigación hoy —a partir de la información que ha recibido por parte de la OEA y de actores de la sociedad civil— la fiscala del tribunal, Fatou Bensouda, tendría que solicitar la autorización de la Sala de Cuestiones Preliminares; un proceso complejo. Pero con una remisión iniciada por países miembros del tribunal, Bensouda podría iniciar la investigación formal sin la necesidad de esta autorización judicial, acelerando el proceso. En el caso de Venezuela es importante: no hay tiempo que perder". 

 

 

Denuncian seis países a Maduro por crímenes de lesa humanidad 

TAGS EN ESTA NOTA: