Ciudad de México.- Con base en la Guía de continuidad, los hospitales que atienden la Covid-19 en México empezarán a retomar la atención de otros padecimientos, pero deberán mantener al menos 30% de disponibilidad para pacientes con infección respiratoria aguda grave, esto como protocolo en caso de un rebrote.

En un documento publicado este martes por la Secretaría de Salud (Ssa), se explicó que la finalidad de esta medida es para ordenar la reanudación de otros servicios en las unidades médicas y subraya que para entrar en este esquema la entidad en la que se localicen los nosocomios deberán tener al menos dos semanas a la baja en el número de hospitalizaciones por infección respiratoria aguda grave (IRAG).

Precisaron que la atención de padecimientos no Covid se apegará estrictamente al semáforo epidemiológico y a una clasificación de servicios en función de su prioridad.

Nota recomendada: AMLO defiende a la ‘cuarta transformación’ ante la ONU

Apuntaron que los estados en semáforo rojo solo pueden retomar aquellos servicios de prioridad I como urgencias, quimioterapias, hemodinamia y otros que de ser suspendidos, ponen en riesgo la vida del paciente.

Con información de El Heraldo de México

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: