Redacción.

Imaginado como un autor atormentado, e imagen imborrable de una de las épocas más obscuras de en Europa, Franz Kafka, un austriaco de origen judío, nacido el 3 de julio de 1883, es recordado por su invaluable legado literario, mismo que hasta ahora lo ha destacado como uno de los mayores autores de la historia, gracias a las profundas  implicaciones filosóficas de su obra; así como su visión expresionista y existencialista del mundo.

 

A Kafka la vida lo llevó a  trabajar vendiendo seguros y viviendo con un perfil bajo, cuyo mayor deleite se encontraba en volcar los destellos de su mente en la tinta y el papel; sin embargo se trataba de un hombre con una vida común para un judío no practicante, y distaba mucho reducirse al ostracismo que se le adjudica.

 

Sus escritos, pensados para permanecer entre las sombras y otros incluso para ser destruidos a su muerte, llegaron a convertirlo en un autor universal gracias a que Max Brod, confidente, albacea y amigo desde la infancia de Kafka, así como su última pareja, Dora Diamant, decidieron publicar la mayor parte de los manuscritos que ordenó eliminar al dejar esta vida.

 

Los títulos, que incluyen relatos extensos como su icónica novela “La Metamorfosis”, así como las piezas publicadas de manera póstuma “El Proceso”, “El Castillo” y “El desaparecido”; no son más que la antesala de un prolífico legado, que incluye una impresionante cantidad de títulos, entre textos publicados en revistas, relatos cortos, extensas compilaciones epistolares y algunos de sus diarios.

 

A continuación te presentamos algunas de las frases memorables del autor:

“Mi miedo es mi sustancia, y probablemente lo mejor de mi mismo”

“Un libro debe ser el hacha que rompa el mar de hielo que todos llevamos dentro”

“Soy libre, y por eso estoy perdido”

“Hay problemas que jamás hubiéramos resuelto si fueran realmente nuestros problemas ”

 “Existen sólo dos cosas. Las verdades y las mentiras. La verdad es indivisible, por lo tanto, no puede reconocerse a sí misma; quien quiera reconocerla tiene que ser una mentira ”

“No hablo como creo, no pienso como debería y todo continua en una oscuridad indefensa ”

“Una fe es como una guillotina, tan pesada, tan ligera... ”

 “Hay algunas cosas que uno solo puede lograr dando un salto deliberado en la dirección opuesta”

“Un escritor que no escribe es un monstruo que corteja la locura”

“Creer significa liberar en uno mismo lo indestructible o mejor: liberarse, o mejor aún: ser indestructible, o mejor aún: ser”

 

La vida de Franz Kafka terminó un 3 de junio de 1924, cuando contaba con sólo 40 años, a causa de un cuadro de tuberculosis agravado.

Se cree que los últimos escritos que produjo, un total de 25 cuadernos y 35 cartas, fueron conservados por la propia Dora Diamant y mantenidos bajo llave durante varias décadas, pero estos fueron confiscados por la Gestapo en 1933. Los cuales hasta ahora se cree que no fueron destruidos por el gobierno alemán y aún son buscados por los bibliófilos del mundo.

 

MFD.

TAGS EN ESTA NOTA: