Toluca, Méx.- El Secretario de Salud estatal, Gabriel O’Shea Cuevas, recalcó que el Estado de México se encuentra aún en fase roja por la cantidad de contagios de COVID-19, y enfatizó que es fundamental no bajar la guardia y continuar con el confinamiento en casa y con las medidas de prevención necesarias, incluso, cuando existan condiciones para retomar las actividades.

Asimismo, explicó que el pico de contagios puede durar dos semanas y media, por lo que descartó el final del confinamiento en casa para el próximo 1 de junio.

“Cuando uno revisa el tiempo de las fases, esta fase, esta tercera, tiene una meseta que dura dos semanas y media, está muy claro ahí y luego empezará a bajar, pero esto no corresponde al 1 de junio, no, yo creo que tendríamos que analizar esto a partir del 15 de junio, donde yo espero que ya vayamos en disminución", comentó.

En entrevista radiofónica, el responsable del sector salud mexiquense reconoció la importancia que tiene para las familias reiniciar sus actividades, ya que de ello depende su economía y bienestar, sin embargo, subrayó que en esta etapa debe prevalecer el cuidado de la salud, ya que consideró es lo más importante para las personas.

También aseguró que al igual que otras enfermedades, el virus del COVID-19 llegó para quedarse, por lo que recomendó aprender a cuidarse permanentemente.

 “Yo lo entiendo, la salud con el tema económico, yo lo entiendo, el bienestar depende de eso, lo sé, pero no hay nada que pueda estar encima del tema de salud, y sí es necesario, una vez abiertos estos nuevos negocios esenciales, ahora como les llaman, pues seguramente, sí es necesario, hay que regresar al confinamiento, esto no se ha acabado, este virus llegó aquí para quedarse y tenemos que aprender a vivir con él”, externó.

TAGS EN ESTA NOTA: