compartir en:

El 7 por ciento de los sacerdotes católicos fueron acusados de abusar de niños en Australia entre 1950 y 2010 pero las denuncias nunca se investigaron, según datos "sorprendentes e indefendibles" que arrojó este lunes una investigación de supuestos casos de pedofilia en la iglesia.

La Real Comisión sobre Respuestas Institucionales para Abusos Sexuales a Niños descubrió que 4 mil 444 supuestos incidentes de pedofilia fueron denunciados a las autoridades eclesiásticas y que, en algunas diócesis, más de 15 por ciento de los curas estaban supuestamente implicados.

Australia encomendó a esta comisión, en 2012 y tras una década de creciente presión para que se investigaran las acusaciones de abusos sexuales a menores en todo el país, un estudio que ahora llega a su fase final, tras cuatro años de audiencias.

"Entre 1950 y 2010, el 7 por ciento de los curas eran supuestos criminales", dijo Gail Furness, abogada encargada de los interrogatorios de la investigación, en Sidney.

"Los informes eran deprimentemente similares. Los niños eran ignorados o, peor, castigados. Las acusaciones no se investigaban. Los curas y los (trabajadores) religiosos eran trasladados", agregó.

"Las parroquias o las comunidades a donde se les trasladaba no sabían nada de su pasado. No se conservaban los documentos o se destruían".

La edad media de las víctimas en aquel momento era de 10 años para las chicas y de 11 para los chicos.

De los mil 880 supuestos delincuentes, 90 por ciento eran hombres.

 

TAGS EN ESTA NOTA: