Ciudad de México.- Tres de cada 10 víctimas que sufren algún tipo de corrupción no denuncian porque obtuvieron algún beneficio o bien, porque consideran que la corrupción es una práctica común, informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi).

En la presentación de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2017, el organismo señaló que el 82.6 por ciento de la población a nivel nacional que sufrió algún acto de corrupción no denunció los delitos.

De acuerdo con el estudio, las personas no acuden a levantar quejas porque tienen una falta de confianza en las autoridades para atender el caso.

Según las cifras, el 56.7 por ciento de los entrevistados considera que la corrupción es uno de los problemas más importantes que enfrenta el país, solo por detrás de la inseguridad y la delincuencia.

El Inegi detalló que la corrupción es un acto frecuente en las entidades federativas, al pasar de 83 por ciento en 2011 a 91.1 por ciento en 2017. Además precisó que hace dos años, el 14.6 por ciento de la población tuvo contacto con un servidor público en el ámbito de la corrupción.

La encuesta reveló que los lugares donde se dieron los casos más altos de estas prácticas son en las comandancias de seguridad pública con 59.5; seguido de los trámites relacionados con la propiedad con 30.7 y 25 por ciento de aquellos que realizaron trámites ante el Ministerio Público.

Nota recomendada: Cárdenas no ve en gobierno de AMLO a la izquierda de México

Las entidades con mayor porcentaje son la Ciudad de México con 201, Quintana Roo con 17.6 y Morelos con 17.2 por ciento.

En contraste, por orden descendente, Guanajuato, Puebla, Veracruz y Colima son las que registran menores prevalencias de corrupción.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: