compartir en:

MIAMI.- Los estados de Carolina del Sur y Carolina del Norte en Estados Unidos, han empezado a sufrir las lluvias torrenciales y los feroces vientos de la inminente llegada del huracán Dorian.

Tras dejar devastación y causar la muerte de al menos 20 personas en su paso por Bahamas, Dorian golpeó este jueves, como categoría 3, las costas de Carolina del Sur y Carolina del Norte, en su ascenso por Estados Unidos, por lo que las autoridades advierten del riesgo de súbitas crecidas e inundaciones.

A primera hora de la mañana, la División de Manejo de Emergencias de Carolina del Sur (SCEMD, en sus siglas en inglés) advirtió de que se registraron más de 200 mil interrupciones del servicio eléctrico a lo largo de la costa de ese estado por cuantiosas lluvias y vientos fuertes. 

Ante las condiciones registradas, la Oficina del Sheriff del Condado de Charleston pidió a los ciudadanos que no salgan de sus hogares a menos que sus vidas "estén en peligro".

"Por favor, no salgan de sus casas a menos que sus vidas estén en peligro allí. #HurricaneDorian es un huracán grave de categoría 3. El viento y la lluvia son fuertes. Las líneas eléctricas, los árboles están caídos. Las inundaciones han cerrado las carreteras. No arriesguen sus vidas", apuntó la oficina en su cuenta de Twitter.

Por el momento se registran diversas inundaciones en zonas céntricas de Charleston, además de que decenas de calles están cerradas debido al pronóstico de hasta 50 centímetros de lluvia.

Luego de bombardear las costas estadounidenses, el huracán Dorian se debilitó a categoría 2, sin embargo, sigue representando una amenaza, indicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: