compartir en:

París.- El cuadro francés dejó ir de sus manos el pase a los cuartos de final del torneo más importante de Europa.

La afición parisina sentía el pase a la siguiente ronda de la Champions League. Todo estaba a favor y nada en contra. Desde hace mucho tiempo el PSG no era tan favorito en un duelo en contra del Manchester United, quien salió al Parque de los Príncipes con una alineación inédita, pero llena de garra para acceder a los cuartos de final.

Aquel equipo eléctrico que brilló en Old Trafford sufrió demasiado cada vez que los ingleses los agarraban por sorpresa. Su instinto guerrero era suficiente para amedrentar a la zaga parisina.

El Parque de los Príncipes

Aún no paraban los cánticos de los fans parisinos por el arranque del partido y el belga Lukaku, batió a Bufón (al 3’) para poner al United arriba en el marcador.

La algarabía en las gradas volvió cuando Juan Bernat al 12’ colocó el del empate. Todo marchaba bien. No obstante, poco a poco la felicidad fue bajando porque Rashford comenzaba a controlar a Kehrer y Dani Alves por las bandas y el peligro era cada vez más. Buffon soltó un balón al 30’ y éste cayó en los botines de Lukaku para poner el 1-2 a favor.

Para la segunda parte el PSG intentó asegurar su pase a la siguiente ronda, pero David de Gea tapó todo lo que le llegaba a su portería y constantemente acomodaba a su defensa para evitar alguna sorpresa.

El Parque de los Príncipes

Cuando llegaron los minutos finales del partido, la gente veía como el tiempo transcurría lentamente, las jugadas se veían en cámara lenta porque sabían que estaban a un gol de quedar eliminados de la Champions.

Sin embargo, Rashfor que había brindado un excelso juego, se puso la etiqueta de héroe al convertir una pena máxima que se marcó a favor del United cuando agonizaba el partido. Pitó el árbitro el final del partido y los gritos de alegría que estaban al inicio del cotejo se transformaron en rechiflas y lagrimas, pues nuevamente el PSG se quedó sin acceder a los cuartos de la Champions y la noche mágica que vivió en Old Trafford, fue enterrada por la desafortunada sombra que apareció en París.

Obs

TAGS EN ESTA NOTA: