México.-El expresidente de Bolivia, Evo Morales, quien arribó este día al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, agradeció el asilo que le otorgó el Gobierno de México tras su renuncia, la cual calificó como un golpe de Estado, e indicó que el primer mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador le salvó la vida.

“Estamos muy agradecidos. El presidente de México me salvó la vida”, declaró Evo Morales desde el hangar Sexto Grupo Aéreo Internacional, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Relató que “el 9 de noviembre un militar recibió una oferta de 50 mil dólares a cambio de entregarme". Además,  destacó que “para que no haya más hechos de sangre, hemos decidido renunciar”.

El presidente depuesto llegó al país en compañía del vicepresidente de Bolivia Álvaro García y de la ministra de Salud de ese país, Gabriela Montaño.

Aseveró que mientras siga con vida no dejará la lucha, e indicó que “estamos seguros que los pueblos del mundo tienen todo el derecho a liberarse”.

“Pensé que habíamos terminado con la opresión, la humillación, pero surgen otros grupos que no respetan la vida y menos a la patria", apuntó.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard,  le dio la bienvenida al exmandatario y le hizo llegar un saludo a nombre de López Obrador.  

El destino de Evo Morales es desconocido por razones de seguridad.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: