compartir en:

CIUDAD DE MÉXICO.- Jorge Cuadra, abogado defensor del padre Francisco Javier, presunto homicida de Leonardo Avendaño, aseguró que su cliente y el joven universitario no se vieron la noche del asesinato, como lo ha expuesto la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina.

En una entrevista a medios, indicó que lo único que tiene en contra el padre Francisco, son los mensajes enviados desde el celular de la víctima, en los cuales se afirma que se quedaría con el sacerdote, sin embargo, no es prueba suficiente para que la Procuraduría pruebe su culpabilidad.

El defensor del párroco recalcó que el día de los hechos, Leonardo nunca llegó a la iglesia, además de que el padre estaba reunido esa noche con algunos de sus familiares. Ante esto, acusó que la Fiscalía General de la República (FGR) sólo ha buscado politizar el caso.

Cuadra añadió que no sólo el cura Francisco Javier vive en la iglesia, sino que también hay matrimonios y un grupo de Alcohólicos Anónimos que se encuentran ahí.

Por otra parte, aclaró que Leonardo anteriormente había recibió amenazas directas de otros miembros de la parroquia, por dichas razones aseguró que buscará probar la inocencia de su cliente.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: