compartir en:

LONDRES. El embajador británico en Estados Unidos, Kim Darroch, presentó este miércoles su dimisión a raíz de la polémica surgida al filtrarse unos documentos en los que calificaba a la administración de Donald Trump de " disfuncional" e "inepta".

Darroch señaló que decidió presentar la renuncia para poner fin a las conjeturas acerca de su posición al frente de la embajada del Reino Unido en Washington, algo que hacía "imposible" cumplir con su labor diplomática.

"La situación actual hace imposible que desempeñe mi rol como quisiera", explicó Kim Darroch en su carta de dimisión. 

El diplomático explicó en su misiva, dirigida al Secretario de Estado de Exteriores, Simon McDonald, que su puesto iba a terminar a finales de este año, pero que "ante las actuales circunstancias, lo responsable es permitir la designación de un nuevo embajador". 

Asimismo, expresó su agradecimiento a todos los políticos que le manifestaron apoyo en los últimos días y resaltó la importancia de la relación de amistad entre el Reino Unido y EE.UU.

En tanto, el presidente Donald Trump criticó duramente al embajador después de que la prensa británica revelase que Darroch había afirmado en unos documentos internos de que para comunicarse con Trump  es " necesario presentar argumentos simples, incluso rudos".

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May lamentó en el Parlamento que Darroch sintiera la necesidad de alejarse como jefe de la misión del Reino Unido en Washington.

La renuncia de Darroch, de 65 años, exrepresentante del Reino Unido ante la UE, se produce horas después de los insultos lanzados contra él por el presidente Donald Trump, que le llamó "chiflado", "muy estúpido" y "tonto pomposo" en su cuenta en Twitter y extendió sus críticas a la "premier" Theresa May por su política fallida del Brexit.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: