compartir en:

El embajador de Estados Unidos en Panamá, John Feeley, renunció a su cargo y aseguró que no podía continuar sirviendo bajo el gobierno del presidente Donald Trump.

Feeley, dejará la embajada de Estados Unidos en Panamá el próximo 9 de marzo.

“Como oficial principiante del servicio exterior, firmé un juramento de servir fielmente al presidente y a su administración de manera apolítica, aun cuando no estuviera de acuerdo con algunas de sus políticas”, escribió Feeley en su carta de renuncia.

Mis instructores me dejaron en claro que si creía que no podía hacer eso, tenía que renunciar por cuestión de honor. Ese momento ha llegado”, dijo.

Un funcionario del Departamento de Estado señaló que la dimisión de Feeley no fue en respuesta a la más reciente controversia del presidente, en que se refirió a las naciones de África y a Haití, como “países de mierda”.

Medios informativos reportaron que la dimisión de Feely fue entregada al Departamento de Estado desde el pasado 27 de diciembre.